La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

BUAP busca entender el universo

SHARE


Con el fin de participar en el experimento conocido como ALICE  del Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en inglés), la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) hará uso de los 272 nodos de cálculo del Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste de México (LNS) para ayudar a descubrir una importante pregunta científica: ¿de qué está hecho el universo?



Iraís Bautista Guzmán, catedrática del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) adscrita a la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) de la BUAP, es también una de las científicas que forman parte del experimento ALICE, el cual busca entender de qué está hecho el universo. Por su misma naturaleza, este proyecto genera una tremenda cantidad de información: un petabyte (un millón de gigabytes) por año, por lo cual nuestra máxima casa de estudios se encargará de procesar parte de dicha información por medio de los nodos del LNS.

De esta manera, será en Puebla donde se procesen los datos producidos por el CERN respecto a la colisión de partículas, con el fin de poder entender los primeros momentos del universo. Previo a los módulos del LNS, todos aquellos científicos mexicanos –tanto de Puebla como del resto del país– se veían obligados a utilizar la Worldwide LHC Computing Grid (WLCG), que consiste en una red global con la que centros de cómputo comparten sus recursos para proveer, desde el año 2002, las herramientas necesarias para llevar a cabo tareas de almacenamiento, distribución y análisis de los 15 de información generados por el LHC del CERN.



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN