La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Capilla del Rosario: la octava maravilla

SHARE



El templo de Santo Domingo, ubicado entre las calles 5 de Mayo y 4 Poniente del Centro Histórico de la ciudad de Puebla, alberga uno de los tesoros poblanos más emblemáticos de la ciudad, mismo que incluso ha llegado a ser conocido como la octava maravilla del mundo; nos referimos a la Capilla del Rosario.

Se trata de una gran obra del estilo barroco, la cual fue realizada a finales del siglo XVII y en la que se utilizó oro de 18 y de 24 quilates para rendirle tributo a la Virgen del Rosario, misma que fue traída desde Europa, quedando en manos de la orden de los Dominicos; de ahí que fuera en este templo donde fuera construida.

La construcción y decoración duró 40 años, y finalmente se abrió el 16 de abril de 1690, siendo el obispo Manuel Fernández de Santa Cruz el que la consagrara. De acuerdo con la Guía de Patrimonio Religioso de la ciudad de Puebla, publicada por el Ayuntamiento local, tal fue el impacto de la imponente obra que meses más tarde de su inauguración se publicó un libro titulado: Octava Maravilla del Nuevo Mundo en la Gran Capilla del Rosario. Este texto serviría para dar a conocer lo que en la Nueva España se estaba realizando, con la intención de que en España se valorara el trabajo de los criollos.




La decoración de la Capilla del Rosario es simplemente fantástica, pues el trabajo está realizado en yesería y recubierto con láminas de oro, mismas que –según leyendas– fueron colocadas con un poderoso pegamento, hecho a base de baba de nopal, miel y sangre animal, una receta prehispánica que ha hecho que aún ahora las láminas sigan adheridas en el mismo lugar.

Asimismo, las paredes son adornadas con cuadros que representan los misterios gozosos del Santo Rosario: encarnación, visitación, nacimiento, presentación y el Niño Jesús perdido y hallado en el templo.

Sobre la Capilla del Rosario, podemos añadir que tanto las paredes como el techo incluyen oro de 18 quilates, mientras que el centro de ésta, justo donde se dispone la imagen de la Virgen del Rosario, fue realizado con oro de 24. Alrededor de esta bóveda, se dispone una cenefa hecha de talavera poblana, misma que alude a un rosario, una de las máximas curiosidades de esta construcción.

Además del uso de oro y talavera, también se encuentran dentro de los materiales onix extraído de Tecali de Herrera, uno de los sitios más famosos de México, debido a que ahí se trabaja este material desde hace cientos de años.

Sin duda alguna, este emplazamiento representa uno de los máximos orgullos de los poblanos, ya que refleja de excelente forma el estilo barroco que es representativo de toda la ciudad, al tiempo que representa un ejemplo de arquitectura, debido a las diferentes técnicas que se utilizaron para poder dar vida a esta majestuosa creación.

 




Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN