La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

¿Conoces la historia del Teatro Principal?

SHARE



Puebla se ha caracterizado por ser una fuerte promotora de la cultura y las artes creadas dentro del territorio nacional. Ya sea que vayas a sus muchísimos museos, espacios de espectáculos musicales o recintos históricos, hay mucho que conocer aquí. Es por ello que es de particular orgullo que aquí se encuentre el espacio teatral más antiguo del continente americano. Nos referimos al Teatro Principal, el cual ya tiene más de 250 años de haber sido construido en tierras poblanas.

Antes del Teatro Principal era el Corral de Comedias

El Teatro Principal monta su origen al año de 1760, en el cual fue inaugurado este espacio para los poblanos. Sin embargo, este espacio público no siempre fue conocido con el nombre con el cual es conocido hoy en día.

Exterior del teatro Principal

Según cuentan ciertos datos de Gómez Haro, al inicio del siglo XVII vivió un carpintero de nombre Juan Gómez Melgarjo. Este hombre poseía una afición fuerte por el teatro, por lo cual decidió montar sus propias obras en su casa. El éxito de éstas llegó a ser tanto que optó por construir el primer teatro de la ciudad de Puebla.




Lo bautizó como Corral de Comedias, aunque su éxito duró poco debido a las acciones tomadas por un político criollo. Específicamente, por el Alcalde Mayor de la Ciudad, Nicolás de Villanueva y Guzmán, quien ordenó que se derribara el teatro. Si bien se trató de salvar este lugar, la falta de recursos, epidemias, sequías y otras calamidades evitaron su finalización.

La llegada del Antiguo Coliseo

Pasarían muchos años, hasta 1742, cuando se retomara el proyecto del Corral de Comedias, esta vez llamado como Antiguo Coliseo. Fue retomado por el Coronel don Miguel Román de Castilla y Lugo, Alcalde Mayor de la Nobilísima Ciudad de Puebla. Pero su construcción fue lenta y problemática, al punto que los asistentes llevaban sus propias sillas al finalizar el escenario.

Interior del Teatro Principal

El proyecto del actual Teatro Principal logró al fin ser salvado por un arquitecto de nombre Francisco Xavier de Salazar. Él solicitó al ayuntamiento una licencia en donde se comprometía en un lapso de diez años terminar el Antiguo Coliseo. Además, se comprometió a dar una contribución de 100 y 50 pesos de cada obra al Hospital de San Roque. Sin embargo, el proyecto del arquitecto tampoco fue terminado a tiempo y el teatro todavía continuaba estando en obra negra.

La obra negra fue vendida a Juan Ruiz de Ayala y ésta no fue entregada al Ayuntamiento de la ciudad. Eventualmente, el gobernador Pedro Montesinos solicitó un préstamo a las monjas de Santa Clara y al Abasto de Carnes. Las religiosas dieron diez mil pesos, con un interés de 5% que sirvieron para agregar un nivel más al teatro. Así, se logró al fin finalizar la construcción de este lugar que ahora conocemos como Teatro Principal, un orgullo de Puebla.




Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN