La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Cosas que sólo pasan en Puebla

SHARE


Puebla es ese tipo de lugares en donde cosas inusuales ocurren en cada esquina. Amanecer rodeado de una nube de cenizas. Encontrarte con una iglesia en cada esquina. En cada esquina, un puesto de antojitos, y junto a cada puesto de antojitos, un motel. Así es la Angelópolis, el lugar en donde emanan bares y cafeterías de la marca The Italian Coffee Company del suelo. Mira a continuación estas cosas que sólo pasan en Puebla y compruébalas por ti mismo.

Las cenizas del Popocatépetl

Admirado por los miles de visitantes y pieza fundamental de las postales poblanas, el Popocatépetl es uno de los volcanes más grandes en México en activo. Estamos completamente seguros que los viajeros que arriban a esta ciudad no imaginan lo “hermoso” que puede llegar a ser este gigante natural. Pregúntale a cualquier poblano y te dirá que la cenizas del Popo ya forman parte de la cotidianidad. Tan usual como respirar o comerse una cemita, una nube de cenizas te encontrará a donde quiera que vayas.

Ceniza del popocatépetl

La variedad de antojitos durante las noches

Si de algo puede sentirse orgulloso un poblano es de su inmensa gastronomía. De los más grandes manjares coloniales hasta los antojitos de cada esquina, Puebla es un paraíso de sabores. Y de los segundos podríamos hablar un mundo entero. Encontrarte en la noche con un puesto de chalupas, molotes, pelonas, jarochas, entre otros, es algo que sólo puede pasar aquí.

Chalupas poblanas

Dos equipos de futbol que no parecen

Desde que se anunció la noticia de un nuevo equipo de futbol en la ciudad, los poblanos se sintieron más que orgullosos de albergar a dos escuadras de primera división. Con el paso de los meses, la algarabía y emoción de los fanáticos se fueron reduciendo al ver los resultados de sus equipos. A pesar de que el equipo universitario dejó un buen sabor de boca el torneo pasado, parece que este semestre ambos equipos se esfuerzan por sembrar más decepciones que alegrías.

Puebla vs Lobos

Una esquina, una iglesia

No es extraño que en cada esquina del Centro Histórico de la ciudad una iglesia se encuentre. Lo verdaderamente raro es que dentro de cada una de estas hermosas construcciones hay menos personas que durante un viernes santo en un bar. Sólo en Puebla pueden habitar tantas iglesias que sin embargo, siempre habrá fieles que no dejen de frecuentarlas. Una de las cosas que sólo pasan en Puebla sin importar temporalidad alguna.

Iglesia de San Francisco

La infinita fila para comprar churros

Seguramente ya te has dado cuenta en las miles de ocasiones que has pasado por la churrería La Catedral que parecen que los churros se regalan al que más veces se forme. No importa la hora, día o época, la gente haciendo fila aquí parece contratada. A pesar de esto, no te des por vencido, consigue esos churros y logra una de las misiones que todo poblano debe hacer una vez en la vida.



churrería La Catedral

Una ciudad hecha de moteles

Más escuelas que moteles. Así de simple y fácil se puede saber aproximadamente cuántos de estos lugares de “descanso” existen en la ciudad. De colores, formas y figuras, no existe motel que no exista cerca de tu casa, calle o esquina. No te preocupes si las “ganas” te toman de sorpresa, sólo voltea a tus cuatro puntos cardinales y seguro encontrarás uno de estos divertidos lugares.

Moteles en Puebla

La invasión The Italian Coffee Company

Camina un día por cualquier calle de Puebla y notarás algo repetitivo y en serie: The Italian Coffee Company. Como si surgieran de la nada, la tienda a la que hoy vas a comprar cosas, mañana un The Italian Coffee será. Prueba esto, da un paseo casual. Detente un minuto y dirige tu vista hacia un lugar en específico. Desvía tu mirada unos segundos, vuelve al primer lugar y un The Italian Coffee estará ahí. Esto ya no es algo normal, es una invasión.

The Italian Coffee Company

El volcán más pequeño del mundo

Si antes hablamos de uno de los volcanes más grandes de México, Puebla es también hogar de su contrario, el más pequeño de todo el mundo. Sólo en la Angelópolis puedes ver desde lejos al Popocatépetl mientras bajas cuidadosamente al cuerpo del Cuexcomate. Una formación de hace miles de años y que en la actualidad se ha vuelto un curioso lugar para visitar.

Cuexcomate

Continuar leyendo: 7 escapadas en Puebla con menos de 500 pesos



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN