La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Manual del Godínez Poblano

SHARE


El Godínez, ese conocido miembro de esta curiosa tribu urbana, es muy famoso en nuestro país por poseer ciertas características. Es fácil verlo en su hábitat natural –el escritorio de la oficina– siguiendo ciertos patrones de comportamiento que lo delatan. Por ello, a continuación te diremos cómo detectarlo gracias a este Manual del Godínez Poblano.

Se la vive en las oficinas

Torres JV de La Paz, Puebla, lugar de Godínez según el Manual del Godínez Poblano

Entiéndase lugares como Torres JV, Centro Histórico, Angelópolis, La Noria, La Paz y buena parte de Circuito Juan Pablo II. Según el Manual del Godínez Poblano, la mayoría de los oficinistas poblanos se concentran en estas áreas. Será común que los veas por aquí con sus trajes y sus miradas vacías añorando por su anhelada hora de salida.

Lo verás en las comidas corridas

comida corrida

De acuerdo con el Manual del Godínez Poblano, los que son demasiado perezosos para cocinar prefieren comidas corridas. Esos menús económicos de 30 a 50 pesos son un imán para estas personas. No importa que en realidad los engorden, lo importante es ¡que son baratos!

Tuppers, su mejor compañía

Tupper con comida en oficina

 

Y aquí entra la otra variante de Godínez poblanos: los que sí se cocinan. Ellos llevan consigo un importantísimo e inconfundible accesorio: el tupper con la comida del día. No importa si sólo tienen atún con mayonesa, lo llevarán en esta cajita y lo meterán al refri.

Te darás cuenta cuando le depositen la quincena

meme de quincena

Si eres estudiante, jubilado o asquerosamente rico, te molestará esta sección. El Manual del Godínez Poblano establece que, cada día de quincena, ellos deben anunciarlo a TODO EL MUNDO. Lo anuncian por whatsapp, lo publican en sus redes sociales, lo presumen en el café de la tarde. No pueden evitar mantenérselo para ellos mismos.

Su dieta se degenera poco a poco

Comida de supervivencia Godínez



Pero claro, la quincena es por sí solo un fenómeno maravilloso, según el Manual del Godínez Poblano. Del 1 al 5 del mes, y del 15 al 20, los verás dándose toda clase de lujos. Comidas de más de 150 pesos, aguacate en sus chilaquiles para desayunar, crema en sus tacos dorados. Pero en el resto del mes, lo verás comiendo de latas de atún, comprando fideos instantáneos y quejándose de lo caro del camión.

Siempre orbita cerca de comida callejera

tacos de canasta

Además de la comida corrida, el Manual del Godínez Poblano establece otro atractor para oficinistas: Doña Pelos. La señora de las memelas es un imán irresistible para los oficinistas entre las 10 y 12 del día. Ahí los verás a todos comiendo quesadillas, tacos, picaditas, gorditas… Denme un momento, regreso, me dio hambre.

Hacen ejercicio… en su asiento

ejercicios de oficina

Según el Manual del Godínez Poblano, todo Godínez que se respete debe mantenerse en forma. Desgraciadamente, tantas horas sentado impide cumplir este reglamento a la perfección. ¡Pero no te preocupes, pues hay ejercicios que puedes realizar desde tu escritorio! No dejes que el sedentarismo te impida tener una buena circulación y músculos de acero.

Es quejumbroso

Godínez molestos

Finalmente, el Manual del Godínez Poblano establece claramente que los oficinistas son quejumbrosos. Que si su jefe es insoportable, que si la junta se pudo arreglar con un correo, que si se retrasó la quincena, que si Susana de la oficina otra vez trajo su comida que huele mal, etcétera. De todo se quejan. De todo, maldita sea, ¿no saben hacer otra cosa? ¡Qué molesto, por Dios!

Sea como sea, lo cierto es que los Godínez sostienen gran parte de la economía poblana y por eso se les quiere. ¡Que Dios bendiga a estos seres de infinita luz!

 

Continuar leyendo: Lugares para Godínez en Puebla



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN