La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

En el convento de Santa Rosa

SHARE


Uno de los lugares más icónicos de Puebla es aquel al que se le otorga el honor de ser el lugar de nacimiento del mole, platillo que ha logrado obtener fama nacional e internacional. Nos referimos a la Iglesia de Santa Rosa, que traza su origen al año 1677.

En el año ya mencionado se aprueba la formación de un beaterio conformado por un grupo de mujeres segales pertenecientes a la cofradía de Santa Inés, guiadas espirituales por Bernardo de Andía. Este fraile dominico adquiere en 1680 los terrenos donde se sostendría dicho beaterio, con las mujeres segales instalándose en el nuevo convento en 1683, bajo el nombre de “Hijas Terceras de Santa Rosa de Santa María”.

Iglesia de Santa Rosa



Ese año comienzan las actividades del Templo Conventual de Santa Rosa de Lima, advocando a la primera santa americana de la Orden Tercera de Santo Domingo, el cual se sostuvo a partir de la renta de 33 casas obtenidas a través de distintos patronazgos debido a la falta de dotes de sus postulantes.

Este papel se mantuvo hasta 1740, cuando la bula papal aprueba la creación del Convento de Santa Rosa de Santa María de las monjas recoletas de Santo Domingo. Su primera exclaustración se llevó a cabo en 1862, con la segunda y última en 1867, año en que el convento es convertido a un hospital psiquiátrico.

Este papel de hogar de salud mental se mantiene hasta 1926, cuando su antigua cocina se abre al público y el inmueble se convierte en el Museo de la Cerámica. Finalmente, en 1973, el conjunto conventual y el claustro son rescatados para así crear el Museo de Arte Popular Poblano, del cual forma parte la Iglesia de Santa Rosa, obteniendo así un importante lugar en la historia de la ciudad de Puebla, capital del estado.



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN