La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Gilberto Bosques, el “Schindler” poblano

SHARE


Poco, muy poco se sabe de México durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. Un escuadrón de pilotos que peleó en Japón y los miles de refugiados que recibió el país durante el conflicto mundial son los más mencionados. Sin embargo, dentro de la raquítica información se encuentra la heroica historia de un hombre que salvó a miles de personas. Conocido como el “Schindler” poblano, Gilberto Bosques Saldívar, rescató la vida de 40 mil personas de las garras del nazismo.

Héroe poblano

Gilberto Bosques Saldívar nació un 20 de julio de 1892 en el municipio de Chiautla de Tapia, Puebla. El joven Gilberto a muy temprana edad se unió a la Revolución Mexicana. Posteriormente, realizó estudios para ser profesor y se convirtió en diputado en dos ocasiones.

Gilberto Bosques firmando un acta en París

Fue hasta el año de 1939, con el triunfo del franquismo en España, que el presidente Lázaro Cárdenas lo nombró cónsul en París. El diplomático tenía la firme misión de ayudar a todos los mexicanos residentes de la ciudad de las luces. Conforme el conflicto fue creciendo, Bosques fue apoyando a otros grupos vulnerables. Debido a la entrada de los nazis a la capital francesa, el poblano huyó hacía un nuevo consulado en Marsella donde siguió ayudando a más personas.

Vidas por vidas

Bosques Saldívar alquiló dos castillos junto a otros diplomáticos que se convirtieron en asilos de refugiados. Reynanrd y Montgrand eran los nombres de los edificios que albergaron a miles de personas. Pero estas construcciones no sólo se limitaron a ser escondites. El mexicano trabajó para que las personas cosecharán alimentos, fueran al escuela e incluso asistieran a conciertos.

Gilberto Bosques siendo condecorado



Cerca de 40 mil personas fueron llevadas en barcos de Marsella a tierras mexicanas gracias al trabajo de Bosques. Este hecho provocó que el poblano fuera aprehendido en 1943 por la Gestapo junto a su familia y otros diplomáticos latinoamericanos. Los prisioneros fueron trasladados al hotel-prisión en Bad Godesberg, Alemania. Unos meses después, los prisioneros fueron moneda de cambio por un grupo de alemanes que se encontraban prisioneros en Veracruz.

Doodle conmemorativo a Gilberto Bosques

Finalmente, en 1944, Gilberto Bosques Saldívar regresó a casa para continuar con su vida diplomática en Portugal, Finlandia, Suecia y Cuba. El heroico poblano murió el 4 de julio de 1995 en la Ciudad de México a los 103 años. Un hombre admirable que cambió una pestaña del curso de la historia.

Continuar leyendo: Poblanos famosos: la lista completa



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN