La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Iglesia de Los Remedios, el cuartel de Zaragoza

SHARE


“El ejército francés se ha batido con mucha bizarría.. (sin embargo) … su general en jefe lo ha hecho con torpeza…” (por ello, finalmente), …”Las armas nacionales se han cubierto de gloria”. Una de las frases más importantes en la historia de Puebla y la soberanía nacional nació en este sitio: la iglesia de Los Remedios. El cuartel de guerra donde el general Ignacio Zaragoza planeó la defensa contra el ejército francés, el más poderoso de ese entonces, y que llevó al triunfo en la batalla del 5 de Mayo de 1862.

Fuerte celestial

Injustamente olvidada por la historia, la iglesia de Los Remedios es un sitio de suma importancia en la construcción de Puebla y México. El lugar fue elegido por el general Zaragoza debido a su cercanía al camino de la entrada de Veracruz. De igual manera, su posición estratégica era ideal para comunicarse con los demás terrenos en la zona.

fachada de la iglesia de Los Remedios

Este inmueble, de una sola torre y de estilo clásico, era una antigua capilla de un desaparecido fuerte. Su misión era detener a las fuerzas europeas que intentarán pasar por aquí. Fue aquí donde el general mexicano acompañado de sus tropas y oficiales, entre ellos Porfirio Díaz, llevaron a cabo la planeación de la heroica defensa ante la llegada del ejército francés comandado por Charles Ferdinand Latrille.

Torre de la iglesia de los Remedios



 

El inicio de la gloria

Se dice que desde este sitio desfilaron las fuerzas nacionales hacia los fuertes de Loreto y Guadalupe para librar la heroica batalla del 5 de Mayo de 1862. Al inicio y al final de la batalla, la iglesia fue centro de comunicaciones y sitio de estrategia donde se enviaban y recibían telegramas y otro tipo de herramientas militares. El lugar no está exento de milagros e historias y prueba de ello es el relato donde el general mexicano casi pierde la vida. De acuerdo con la leyenda, un soldado francés logro internarse a la nave central de la iglesia de Los Remedios. Al momento de ver una sombra, disparó contra ella sin percatarse que se trataba de Ignacio Zaragoza. Cuando la detonación fue hecha, el general se puso a salvo detrás de una escultura de un cristo de madera.

Vista exterior de la iglesia de Los Remedios

Este milagroso suceso, salvó la vida del general y dio origen a “El Señor de la Bala en el Rostro”. Una imagen que puede ser visitada y venerada por aquellas personas que han logrado sobrevivir a un ataque de bala. Hoy en día, la iglesia luce un poco descuidad a pesar de su importancia histórica. El edificio se localiza en la calle 20 Norte dentro del Barrio de los Remedios.

Placa de la iglesia de Los Remedios

Continuar leyendo: 8 cosas que hacer en los Fuertes de Puebla



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN