La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

La leyenda del Patio de los Azulejos

SHARE


También conocida como casa de ejercicios de San Felipe Neri, el Patio de los Azulejos es uno de los edificios más emblemáticos de Puebla. Su fachada, interior e historia son una muestra icónica de la cultura y arte poblano. En su decoración se puede ver un extraordinario e imponente decoración digno de una obra de arte. Al igual que su magnificencia, este lugar esconde una estupenda historia llena de misterio, casualidades y seres de otro mundo. Conoce la leyenda del Patio de los Azulejos y conoce más de este lugar.

Una amistad de otro mundo

La leyenda del Patio de los Azulejos,  abarca un amplio aspecto de la antigüedad de la ciudad. La historia cuenta que un viejo abogado, que vivió en algunas de las habitaciones de la casa, llegaba todas las noches a la vieja vecindad donde encontraba a un anciano sentado en las escaleras rezando con un rosario en las manos.

Patio de los Azulejos

Todos los días, la costumbre de verse, creo en ellos un trato amistoso que los llevo a conocerse mejor y volverse amigos. En una de sus tantas platicas, el abogado se enteró que su viejo amigo era en realidad un sacerdote.



Un tranquilo día, un par de monjas se acercaron a la vecindad para pedir apoyo hacia la iglesia. El alegre abogado las recibió. Al momento de entablar una plática con las religiosas, él les mencionó que un sacerdote vivía muy cerca de ahí y que probablemente conocían. Al oír esto, las monjas se extrañaron rápidamente y preguntaron el nombre del padre. Inmediatamente después de la respuesta, las mujeres se perturbaron tanto que no pudieron emitir palabra alguna. Al ver su reacción, el abogado les preguntó si lo conocían a lo que las monjas le relataron la vieja leyenda del antiguo convento. La historia decía que un sacerdote se aparecía rezando por las vecindades cercanas con un rosario en la mano.

Patio de los Azulejos

Al tratar de comprender lo que acababa de escuchar, el abogado puso fin a la plática y de inmediato y se cambió de casa. La impresión de que su nuevo amigo era un espíritu vagante le impidió investigar más. La leyenda del Patio de los Azulejos forma parte del enorme pasado de este lugar. Se encuentra en la avenida 11 Poniente número 1108, Centro Histórico.

Continuar leyendo: La leyenda de la reja del muerto



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN