La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

La leyenda de la reja del muerto

SHARE


La apacible y pacifica comunidad de San Gregorio Zacapechpan es sin duda un ejemplo de paz en todo Cholula. Un bello lugar de gente amable y hospitalaria lista para ayudar. Pero no siempre fue así en este rincón poblano. Hace años, una ola de robos atacó al panteón local. Esto dio origen a la leyenda de la reja del muerto.

Robos de ultratumba

Unos años atrás, un grupo de ladrones de esta comunidad desenterraban los ataúdes para sustraer todo tipo de pertenencias de los difuntos. Anteriormente, la gente acostumbraba a enterrar a los muertos con sus tesoros. Esto facilitó la tarea para estos delincuentes. Incluso, eran sustraídos los objetos que adornaban las tumbas. Ante esta ola de crímenes, los vecinos de la comunidad decidieron realizar guardias. Con el paso del tiempo, el esfuerzo de la gente fue en vano ya que los maleantes seguían realizando sus fechorías.

Leyenda de la reja del muerto

Luego de tantos esfuerzos, los vecinos comenzaron a rumorar que los verdaderos responsables de estos delitos eran espíritus. Sin poder poner fin a esta ola de crímenes, un día, la reja que rodeaba la tumba de un noble hombre en vida  desapareció de la nada.



Aunque parecía algo común en todo lo que pasaba, tres días después todo cambió. Una noche, de una casa del poblado provenían una serie de gritos pidiendo auxilio. Al acudir al llamado, los vecinos se percataron que los responsables de tantos robos se encontraban encerrados con la misma reja que días antes habían robado. Los ladrones llevaban días así y por tal razón decidieron pedir auxilio.

Reja del muerto

Los maleantes confesaron sus crímenes pero no pudieron explicar cómo terminaron de esta manera. A los pocos días, otro pequeño grupo de maleantes sufrieron el mismo destino. Después de varios casos, la gente de San Gregorio Zacapechpan concluyó que estos hechos fueron realizados por el espíritu de aquella alma a la que le fue robada su reja. Por tal razón, la población de este lugar vive de manera tranquila y en paz desde hace años. Se dice que la reja del muerto fue devuelta a su tumba original esperando a aquella persona que decida alterar la paz del lugar.

Continuar leyendo: Iglesia de los Jarritos, un lugar de barro y fe



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN