La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

La leyenda de las brujas de Atlixco

SHARE


Muchas historias y relatos deambulan alrededor de Puebla y sus Pueblos Mágicos. Una de las más conocidas es la leyenda de las brujas de Atlixco. Una anécdota que ha traspasado lugares, generaciones y se ha vuelto tan cotidiano como la vida poblana misma. Conoce un poco más de esta historia que cobra vida en el cerrito de San Miguel y descubre porque las mamas siguen rezando para ahuyentar a las bolas de fuego que vuelan amenazantes por este lugar.

Fuegos voladores

Todas las noches, las madres atlixquenses rezaban con un gran fervor para que las bolas de fuego que volaban cerca del cerrito de San Miguel desaparecieran. En las oraciones se pedía que estas amenazantes apariciones no se acercaran a sus casas. Las mujeres también persignaban a los niños menores de cinco años para brindarles protección. Todos estos rituales y santificaciones eran provocadas por una sola razón: las brujas de Atlixco.

Cerro de San Miguel

Se dice que durante muchos años, la gente se encerraba en sus casas desde las ocho de la noche por temor a encontrarse con una de estas malignas figuras. Las brujas acostumbraban a quitarse las piernas y colocarse unas patas de guajolote. Peinaban su tétrico cabello y volaban hacia el cerrito de San Miguel en escobas de ramas secas. Cuando más alto se encontraban, sin llegar hasta la iglesia que está en la punta del cerro, se lanzaban en grupo convirtiéndose en bolas de fuego. Una vez transformadas, volaban por horas tratando de buscar niños, borrachos o parejas enamoradas a quien “chupar”.



la leyenda de las brujas de Atlixco

Los habitantes de Atlixco cerraban sus puertas y ventanas. Colocaban veladoras custodiando a sus santos y rezando ponian cruces de ocote y tijeras cruzadas en las puertas. Las brujas de Atlixco acostumbraban buscar niños menores a cinco años para chupar su sangre y dejarlos casi muertos. A pesar de los años y generaciones pasadas, muchos lugareños aseguran seguir viendo bolas de fuego cerca del cerro en busca de victimas a las cual “chupar”.

Continuar leyendo: Las leyendas de la Laguna de Alchichica



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN