La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

La trágica Calle de la Calavera

SHARE


La ciudad de Puebla se encuentra repleta de leyendas, desde la Fuente de los Muñecos hasta la del Puente de México. Sin embargo, existe una de éstas que se localiza en el Centro Histórico, en la 7 Poniente esquina 7 Sur. Nos referimos a la Calle de la Calavera, en donde se relata una trágica historia de amor del siglo XVII.

La leyenda de la Calle de la Calavera

Esta historia se relata en el libro Las Calles de Puebla de Hugo Leicht, un alemán que estudió la ciudad. Se cuenta que don Juan Ibarra, conocido como Marqués de Alba-Flor, estaba casado con Inés Torroella, teniendo ambos una hija. Ésta se llamaba Estrella de Ibarra y estaba destinada a ser monja, a pesar de su afamada belleza y encanto.

La leyenda de la Calle de la Calavera está contada en el libro Las Calles de Puebla de Hugo Leicht



Para 1649, esta joven participaba de manera fuerte en los festejos de la consagración de la hermosa Catedral de Puebla. Sin embargo, se enamoró de un joven llamado Alberto Rubín, siendo amor a primera vista, comenzando la leyenda de la Calle de la Calavera.

El origen de la tragedia

Estrella y Alberto se casaron en secreto, algo que el padre de la joven no aprobó. Si bien le ordenó que se separará de él, ella no pudo vivir separada de su esposo y lo desobedeció. Ambos huyeron juntos y comenzaron a vivir en una casa en la ahora conocida como la Calle de la Calavera. El marqués, furioso, fue de puerta en puerta hasta dar con su hija, por lo que Alberto Rubín intentó tranquilizarlo.

Sin embargo, Juan Ibarra persiguió a su yerno hasta el sótano, en donde clavó un cuchillo en su cabeza, matándolo. Inés Torroella sacó a su hija de la escena del crimen, mas ésta nunca pudo recuperar su cordura ni racionalidad. Se dice que la joven escapó a su antiguo hogar, encontrando el cadáver de su esposo, dando gritos de dolor. Eventualmente, ella también murió y se dice que esta es la “calle donde pasó lo de la calavera”, es decir, la Calle de la Calavera. Hay quienes incluso afirman que el alma en pena de esta mujer todavía ronda la zona.



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN