La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Laguna de Atexcac, el secreto de los volcanes

SHARE


Cobijado a las faldas de la exquisita serranía poblana, la laguna de Atexcac es un ojo verdiazul en medio de la tierra. Su forma y color han creado un sinfín de leyendas y mitos que no hacen otra cosa que darle más grandeza al que ya es un gigante. Bien podría ser una enorme gema de diversos matices pero decidió ser un tranquilo aposento acuífero cuidado por volcanes.

Centro de leyendas

La laguna de Atexcac forma parte de los diversos lagos-cráter formados hace miles de años. Mares reales sombreados por el sol y ubicados dentro del Eje Neovolcánico. Es aquí en donde comienza la inmensa historia de esta hermosa laguna de tonos azules y verdes.  En su anonimato florece su belleza y misterio. Al llegar a sus orillas se puede percibir la gran cantidad de azufre que secunda al manto. Cerca de su circunferencia se puede ver el cuerpo de los volcanes conocidos como Las Derrumbadas.

Laguna de Atexcac

Las aguas de la laguna de Atexcac cuenta con una profundidad máxima de 39.1 metros además de ser demasiado frías y de pendientes pronunciadas. Lo más impresionante de este espejo del cielo es la enorme gama de colores que van desde azules hasta esmeraldas. La flora  a su alrededor es desértica pero muy abundante.



Entre la ciencia y la imaginación vive la leyenda de la laguna de Atexcac. Un sitio bañado de mitos e historias en presencia de sus habitantes.

Laguna de Atexcac

La carretera 140 que lleva hacia Perote comunica varios kilómetros al suroeste con el crucero de Guadalupe Victoria, donde se ubica la laguna de Atexcac. Otra forma de llegar es por la carretera 140D, tomar la desviación por la carretera 136 y retomar la carretera 140 hacia Guadalupe Victoria. Para llegar a la alguna desde lo alto, se debe bajar por una vereda de aproximadamente media hora.

Continuar leyendo: Los siete volcanes de Puebla



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN