La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Las leyendas del panteón de Puebla

SHARE


Gritos, gemidos y un sinfín de apariciones forman parte de la cotidianidad del panteón poblano, o por lo menos, eso es lo que dicen los guardias y vigilantes de este camposanto. Sin embargo, algo es notorio para toda persona que llega hasta aquí: es un lugar de misterios y ambientes únicos donde parece que todo marcha bajo sombras. En un lugar así, es irremediable escuchar alguna historia o anécdota, mejor dicho, alguna de las leyendas del panteón de Puebla.

Historias eternas

El panteón se encuentra dividido en cinco secciones. Se dice que en la última parte, es donde más se escuchan chillidos, gemidos y gritos. Esto se debe a que en esa zona se encuentran los cuerpos de personas que nunca fueron reclamadas. Trabajadores del lugar dicen que también es común encontrar gallinas degolladas, cocos y otros artefactos de magia negra.

Panteón de Puebla

Una de las leyendas más conocidas dentro del panteón de Puebla es la de la Niña María Merced Huerta. Se dice que esta pequeña fue la primera persona enterrada en todo lugar. Arriba de su tumba se encuentra un pequeño obelisco que se puede observar desde la entrada principal. Aunque poco se sabe de la bebé, se tiene un registro de nacimiento y fallecimiento que revela el tiempo que vivió: 5 días.

De fantasmas hasta ruidos perdidos

Otra de las historias más conocidas dentro del panteón es la de la tumba del agente del Servicio Secreto. Se dice que por muchos años, había una tumba que pasó desapercibida durante muchos años. Fue hasta hace poco, que un empleado encontró los registros oficiales. “A la memoria de la troncada juventud del Señor Austrebero Flores, agente del Servicio Secreto de esta ciudad, quien perdió la vida en el cumplimiento de su deber el día 17 de octubre de 1942. Recuerdo de su amigo y jefe Néstor M. Reza y Cabral”. Hay quienes dicen que en el panteón existen otras tumbas de otros agentes secretos.



panteón de Puebla

Por más irreales que parezcan, las leyendas del panteón de Puebla, ya forman parte de este lugar donde también se cuenta que existe una tumba, que cada noche, se ilumina a pesar de que no hay conexiones eléctricas cerca. Los empleados también aseguran que a media noche, los radios reciben frecuencias desconocidas donde se escuchan voces distorsionadas y gritos.

Continuar leyendo: Las leyendas de la laguna de Aljojuca



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN