La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Los cerros de Puebla que fueron volcanes

SHARE


Todos en alguna ocasión, han visto la belleza de los cerros de Puebla. Gigantes de piedra pintados de verde que adornan el firmamento poblano. Muchos sabrán sus nombres pero muy pocos conocen su verdadero origen. De acuerdo con diversos estudios, tan sólo en la Angelópolis existen cerca de 22 cerros que tuvieron una vida volcánica. Algunos fueron monogenéticos ya que sólo tuvieron una erupción. A pesar de que no todos cuentan con esta característica, hay algunos otros que además de ser espectaculares, forman parte de la vida silvestre de varios municipios poblanos.

La Paz, Amalucan y Loreto

Ubicado en la colonia La Paz, cuenta con una de las vistas más espectaculares de toda la ciudad de Puebla. El lugar se ha vuelto una importante barrio donde los restos de un antiguo volcán desaparecieron hace muchos años. Al igual que éste, los cerros de Amalucan y Loreto forman parte de este selecto grupo de gigantes que alguna vez fueron imponentes volcanes. Éstos quedaron extintos para dar paso a áreas residenciales representativas de la vida en la Angelópolis.

Cerro de la Paz

Otros hermosos cerros de Puebla

Aunque su origen es diferente al volcánico, estos cerros ubicados en distintos puntos del estado también destacan. Ya sea por su belleza, las espectaculares vistas que regalan o sus propiedades, vale la pena visitar estos otros cerros de Puebla.

Cerro de los Frailes

Todo lo que rodea a Tetela de Ocampo son cerros y el más espectacular es el Cerro de los Frailes. Este lugar es también conocido como el de Los Picos y es ideal para la práctica de diversos deportes de ecoturismo. Se puede realizar desde senderismo, rápel, escalada además de rodear al cerro en bicicleta. Uno de los cerros más bellos de todo el país.

Cerro de los Frailes

Cerro del Cabezón

Esta peculiar elevación cuenta con paredes verticales y una vegetación abundante a las afueras de Tlatlauquitepec. El Cerro del Cabezón es un monolito de roca caliza en donde se esconden diversas cuevas. Aquí se han encontrado algunos objetos y restos de los primeros pobladores. En la cima del cerro se encuentra una tirolesa en donde los visitantes pueden disfrutar de un recorrido de dos kilómetros. A sus alrededores se puede practicar senderismo, campismo así como rápel.



Cerro del Cabezón

Cerro de San Miguel

Más que un cerro, este lugar es un emblema latente de la vida atlixquense. Se encuentra enclavado en el centro de la ciudad y arriba de él fue levantado un ex convento que simula a un antiguo castillo medieval. Este cerro ha sido parte de la vida de muchos pobladores ya que se dice que anteriormente era utilizado para celebrar fiestas y conmemoraciones antiguas. Sobre él caen décadas siendo el centro ceremonial y espiritual de toda una ciudad.

cerro de San Miguel

Cerro del Águila

También conocido como el cerro de Cuautepec, este lugar se encuentra dentro de la Sierra Negra poblana. Su peculiar nombre se debe a que en sus laderas se pueden apreciar diversas figuras de un águila. El diseño de la roca fue elaborado por antiguas tribus indígenas por lo que la zona fue habitada desde tiempos prehispánicos. Se ubica a tan sólo 20 minutos de Tecamachalco al norte de la comunidad de San Mateo Tlaixpan. Este sitio es uno de los cerros de Puebla más espectaculares con las mejores vistas que podrás imaginar.

Cerro del Águila

Continuar leyendo: Los tipos de tamales de Puebla



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN