La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Por qué enamorarte de un poblano

SHARE


Bien decía Pedro Ángel Palou “se dicen muchas cosas malas del poblano… es mucho peor”. No lo mencionamos nosotros, lo cimentó alguien tan conocedor de esta ciudad que decidió ser más poblano que veracruzano. Aunque muchas cosas malas puedan decirse de los habitantes angelopolitanos, existen muchas otras buenas que inclinan la balanza hacia su lado más humano, el que pocos conocen y verdaderamente es. Sea por su forma de ver la vida, su tierno orgullo o humor incansable, enamorarte de un poblano es algo irremediable de la vida. No los culpes, es la naturaleza del ser humano.

No es su culpa 

Héroe y villano al mismo tiempo, Puebla es una ciudad que recoge diversos aspectos de su pasado. Entre el individualismo del español y la calidez humana de sus primeros habitantes, los poblanos son tan únicos como especiales.

Centro Histórico, Puebla

Una de las primeras razones por la cual enamorarte de un poblano es algo imprescindible de la vida es descubrir la forma en la que ven la vida. Ciertamente, el poblano es soberbio y orgulloso, dos pecados capitales que los hacen más difíciles de tratar pero no imposibles. Al final de toda su ira y gula desenfrenada, no hay razón para caer rendidos ante sus “encantos”.

Puebla



Otra razón para enamorarte de un poblano es que siempre te sentirás protegido por ellos. Sea por su manera celosa de velar por sus intereses o su adorable desconfianza, los angelópolitanos nunca te negarán la ayuda, el compañerismo o su insaciable altruismo para apoyar a sus amigos o personas que quieren. Su enigmática personalidad y alocados lapsos, los hacen ver como personas reales y auténticas.

Amor a la poblana

Enamórate de un poblano porque te llevarán a probar la comida más deliciosa de todo México: la poblana. Desde una exquisita orden de chalupas y tacos árabes pasando por los icónicos molotes o una imperdible cemita y terminando en platillos de renombre internacional como los chiles en nogada, el mole poblano, los mixiotes y el mole de caderas. No te preocupes por el postre, podrás disfrutar de ricos dulces como las tortitas de Santa Clara, los camotes, jamoncillos, buñuelos, muéganos y turrones.

Comida poblan

Su ciudad, sus barrocas costumbres y eternas historias, los poblanos deberían existir en todo el mundo. Al final de todo, no hay manera de escapar de ellas y ellos. Te enamorarás de un poblano en algún momento de la vida. Es el ciclo de la vida, el que no se puede evitar.

Continuar leyendo: Razones para tener un amigo poblano



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN