La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

¿Qué tanto sabes del Puente de Ovando?

SHARE


Durante la época virreinal, Puebla fue una de las ciudades más importantes de la Nueva España y en el continente. Por esta razón, existen grandes ejemplos de arquitectura que aún se mantienen vivos hasta ahora, que cuentan una historia propia. Tal es el caso del Puente de Ovando, localizado en el Barrio de Analco, del cual te platicamos más ahora.

Los hechos

La historia del ya famoso Puente de Ovando comienza en 1775 y fue construido debido a una razón muy específica. El Puente de Analco continuaba siendo destruido, a pesar de los esfuerzos llevados a cabo por el maestro Illescas. Por esta razón, se organizó una fiesta de toros en la fecha ya mencionada para ayudar a costear el nuevo puente. Éste, finalizada para 1777, se encontraba inmediato a la casa del regidor Agustín de Ovando y Villavicencio, ergo su nombre.

 

Una foto publicada por Velly Castillo (@michboca) el


Sin embargo, el Puente de Ovando también es una de las estructuras en Puebla que se encuentran rodeadas de leyenda. En este caso, hay una historia completamente separada de los hechos, pero que aun así resulta muy interesante el conocerla. Es una historia de amor, similar a Romeo y Julieta de William Shakespeare, en donde hay un amor simplemente imposible.

La leyenda del Puente de Ovando

Cuenta la leyenda que la familia Ovando, una de las más pudientes de Puebla, mandó construir al Puente de Ovando. Así, podrían unir su lujosa casa con el resto de la ciudad al cruzar por encima del río San Francisco. Supuestamente, el patriarca de la familia tuvo dos hijos: un joven fuerte y una joven, bella hija de 16 años. El problema surge cuando ella se enamora de un joven de clase media, cuya unión es desaprobada por el padre.

 

Una foto publicada por René Sánchez Torres (@renestinst) el




Pensaron que, si ella perdía su virginidad con él, los demás no tendrían más remedio que aceptar esta unión amorosa. Sin embargo, el día que ocurrió este evento, el hermano los atrapó en el acto. Enfurecido, desenfundó su pistola e intentó disparar al joven, sólo para que ella se interpusiera en su camino, recibiendo la bala. Tratando de vengar a su amada, el joven de media clase intentó alcanzar su espada. Mas, el hermano fue más rápido y degolló a su rival con un cuchillo.

 

Una foto publicada por Yed Cross 🎾😁 (@yedcross) el


El hermano no fue procesado ni enviado a la cárcel debido a que cometió un “crimen de honor”. Eso no evitó su muerte, pues poco tiempo después fue encontrado tirado en un callejón. Se cuenta que el padre, debido a ambas tragedias, se entregó a la bebida.

 


Un día, en la madrugada, fue al Puente de Ovando y ahí se le acercó una mujer. Ella resultó ser el espíritu de su hija, lo cual le asustó y trató de huir. Pero el nivel del río inexplicablemente se alzó y el hombre cayó en él, siendo encontrado ahogado después. Ahora, se dice que se puede ver al espíritu de una mujer en el puente. O, al menos, eso cuenta la leyenda.



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN