La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Templo de San Francisco Acatepec, arte estético y arquitectónico

SHARE


Siendo objeto de estudio y admiración para muchos, el templo de San Francisco es, sin duda, una grandiosa edificación. En ella se plasma ingenio y habilidad, que da como resultado una de las más bellas construcciones ornamentadas con azulejos. Acompáñanos a dar un recorrido más detallado por su gran riqueza material.

Arco y atrio

La iglesia se localiza en San Francisco Acatepec, San Andrés Cholula. Así pues, comenzaremos hablando de la entrada principal conformada por un arco, encuadrado por pilastras y un entablamento. De igual manera, podrás observar un nicho en la parte central donde se levanta un pináculo de cada lado.

El atrio consta de un muro con tres puertas, una principal y dos laterales. Así es como se acostumbraba en las edificaciones de antes, estas dos últimas eran igual de grandes. El patio del templo era utilizado para dar espacio a los indígenas, ahí ellos cumplían con sus deberes religiosos. Incluso se construyó el campo santo del pueblo y en los siglos XVII – XVIII fue el lugar designado para realizar sepulcros.

 

Fachada

Añadido al estilo barroco, se cubría con azulejos la parte exterior de los templos. La fachada de este se compone de tres cuerpos: el primero se conforma por la puerta en forma de arco de medio punto. Contiene, a cada lado, un juego de tres columnas cilíndricas, adornadas con azulejos blancos y azules. Con ello se logra un estilo propio de la arquitectura barroca. Justo al lado de las columnas se encuentran dos espacios cóncavos, cada uno con una imagen en piedra. Debajo de estos se pueden apreciar dos mosaicos; uno con la figura de una oveja y el otro con la imagen de un ave.

 



El segundo cuerpo está compuesto principalmente por una ventana rectangular al centro. Esta da paso a la luz al interior de la iglesia y es adornada por azulejos y ladrillos rojos. Se acompaña de tres columnas estípites de cada lado, revestidas de azulejos de colores. También, cuenta con dos imágenes en piedra de cada lado y presenta cornisas quebradas y molduras de estilo barroco. Por último, el tercer cuerpo presenta nuevamente las tres columnas. Pero en el centro se sitúa una ventana enmarcada por una estrella y, un poco más arriba, tres personas con un nimbo triangular representando a La Trinidad.

Interior del templo de San Francisco

En cuanto al interior del lugar, apreciaremos distintas pinturas sin ningún tipo de adorno. Lo más vistoso del  templo de San Francisco es la bóveda y los altares ornamentados con caritas de ángeles y con una base de estuco dorado y policromado, algo muy representativo de la expresión artística neoclásica.

Interior del templo

El dorado es el color que predomina en el interior. Ciertamente, la tradición cristina considera que el oro es representativo de la inmortalidad, ya que lo considera como un metal incorruptible. Además, lo relacionan con la realeza y lo divino. Al mismo tiempo, sobresalen la bóveda del coro y un bello altar barroco, debido a que resaltan los relieves dorados y las figuras policromadas.

arco en el interior del templo

Te invitamos a que te adentres en esta increíble construcción, cuya belleza le ha hecho ganar fama internacional. No te pierdas la oportunidad de adentrarte en el pasado, pues serás testigo de cómo el fervor que nos caracteriza a los mexicanos es capaz de realizar las más imponentes obras de arte.



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN