La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

El Templo de San Jerónimo, gigante que perdura

SHARE


Pareciera que las raíces del Templo de San Jerónimo fueron ancladas al mismo subsuelo que sostiene a la ciudad entera. Este recinto ha visto el caminar diario de los pobladores y el paso del tiempo a su alrededor. Nada le ha hecho retroceder en su memoria a pesar de permanecer lejos de la mancha urbana que todos ven. Es un testigo claro en el crecer de la ciudad sin el apuro de cambiar lo que ya es.

Titán eterno

El Templo Conventual de San Jerónimo se estableció a un lado del Colegio de Niñas Vírgenes hacia el año 1600. El espacio para este recinto, llamado primeramente convento de Religiosas Jerónimas, fue donado por un sacerdote llamado Jerónimo de Santander. En un principio, funcionó como colegio municipal y fue hasta la intervención del capitán Juan García Barranco quien creo el templo a principios del siglo XVII.

Vista exterior del Templo de San Jerónimo

Se terminó de construir en el año 1635 y dedicado el 19 de agosto del mismo año. Su primera intervención ocurrió a principios del siglo XVII cuando se cimentaron las bóvedas. Años después sufrió una segunda construcción hasta finalmente llegar a su tercera modificación con la inclusión de rasgos clásicos y neoclásicos.

Vista de la torre del Templo de San Jerónimo



Consta de una sola nave sin crucero, una cúpula sobre pechinas y un tambor. De igual manera cuenta con bóvedas de cañón con lunetos, altares y decoración del siglo XIX. En su exterior se puede ver una cúpula, la torre y los contrafuertes. Los chatones de las puertas son de bronce fundido con un león y cuatro conchas.

Vista de la calle 7 Oriente donde se encuentra el Templo de San Jerónimo

Su interior cuenta con un estilo neoclásico con exuberante decoración. Alberga un par de tribunas enrejadas en sus muros laterales. Conserva aún celosías de hierro de los coros alto y bajo además de una pintura con las monjas fundadoras. El Templo de San Jerónimo se ubica en la 7 Oriente número 206, un lugar enmarcado por el tiempo y más fuerte que nunca.

Continuar leyendo: Iglesia de Las Ánimas, reflejo moderno de Puebla



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN