La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Los siete volcanes de Puebla

SHARE


Hace algún tiempo, el volcán Chimborazo en Ecuador destronó al Everest como la cumbre más alta del planeta, teniendo una distancia de 6 mil 384.4 km del centro de la Tierra. Pero en Puebla también se encuentran varios volcanes que han dado gran fama a este estado.

La existencia de tantos volcanes en una sola entidad federativa no es algo sorprendente, pues es sabido que México se encuentra en el llamado Cinturón de Fuego, caracterizado por fuerte y constante actividad tanto sísmica como volcánica. Es por ello que dentro del estado de Puebla hay 6 volcanes más: Popocatépetl, Iztaccíhuatl, Malintzin, Otzelotzi, Sierra Negra y Citlatépetl o Pico de Orizaba, que comparte territorio con Veracruz.

Volcán Cuexcomate

Lo que hace al volcán Cuexcomate único al resto es el hecho de que es el más pequeño en el mundo y que se encuentra en medio de una zona completamente urbanizada y habitada. Se le puede ver en la junta auxiliar La Libertad, entre la 3 Poniente y 4 Norte, por lo que este pequeño monumento natural se ha convertido en un símbolo de la identidad de los habitantes de este lugar.



Popocatépetl e Iztaccíhuatl forman parte de una popular leyenda poblana:  el primero fue un guerrero llamado Popoca quien, al regresar del campo de batalla, se encuentra que su amada, la princesa Iztaccíhuatl, ha muerto, por lo que él llevó el cuerpo de ella hasta un monte como ofrenda para los dioses, convirtiendo a ambos en volcanes. Por eso se le conoce al segundo como “la mujer dormida”.

Volcán Malintzin

Malintzin, también conocido como La Malinche, comparte territorio con Tlaxcala y recibe su nombre de los antiguos tlaxcaltecas. Ellos le llamaron Matlalcuéitl, esposa de Tláloc, pero los Conquistadores empezaron a llamarle Malintzin y el nombre perduró.

Sierra Negra es llamado Atlitzin, que significa “Venerable Señor del Agua” o Tliltépetl, “Cerro Negro”. Antiguamente, también era llamado Iztactépetl Icni , “Hermana de la montaña blanca”, pues se consideraba la contraparte del Citlatépetl. Finalmente, queda Otzelotz, aunque desgraciadamente hay muy poca información disponible acerca de este volcán.



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN