La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Barrio de El Carmen, una tradición muy viva

SHARE


El barrio de El Carmen es uno de los lugares más icónicos dentro de la Heroica Puebla de los Ángeles. La Iglesia que lleva el mismo nombre, el jardín que la acompaña y sus muchos edificios virreinales la hacen icónica. Por ello, a continuación te platicaremos un poco más de esta zona ubicada cerca del Centro Histórico de la ciudad.

Los inicios de El Carmen

 

Una foto publicada por Elián Méndez (@eliaanmendez) el


Su fundación está fuertemente ligada a la Iglesia del Carmen, que originalmente estaba dedicada a la Virgen de los Remedios. Construida en 1549, fue erguida bajo las órdenes del regidor de Puebla, Hernando de Villanueva, al recibir un solar del Ayuntamiento. La orden vino luego de que, cuenta la leyenda, el regidor se curara milagrosamente de la embestida de un toro.

 

Una foto publicada por Charly Joshua Palacios (@charlyjoshuapalacios) el




Eventualmente, la orden de las carmelitas descalzas llegó a la ciudad en 1586 y se les dio esta ermita. Ellas cambiaron la devoción del templo a la Virgen del Carmen y, desde ese entonces, se estableció aquí su morada.

Comienzo de la urbanización

 

Una foto publicada por CobaSkateboards (@cobaskateboards) el


La llegada de esta orden fue bien recibida por la sociedad poblana de ese entonces, un factor importante de mencionar. Al aceptarla, volvieron a la Iglesia del Carmen un punto de reunión y encuentro social que eventualmente ocasionó su población. Ya no sólo se celebraba aquí la comunión dominical, sino también bodas, celebraciones importantes y otro tipo de encuentros sociales.

 


Otro factor muy importante para la población de la colonia El Carmen fue su cercanía con la Catedral de Puebla. La cercanía con el Centro Histórico, la celebración de tradiciones religiosas y la presencia de gente potencializó la rápida urbanización. Eventualmente, se empezaron a ver edificios nuevos que contrastan con los del siglo XVI, con edificios art nouveau como ejemplo. Con la construcción de viviendas y edificios funcionales, sólo fue cuestión de tiempo para que aquí fuera un punto residencial. Ahora, El Carmen se distingue por otros atractivos además de lo religioso, pero las tradiciones que lo originaron siguen vivas.



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN