Leyendo

Descubre las bellezas naturales de Molcaxac

Descubre las bellezas naturales de Molcaxac

A poco más de 60 kilómetros al suroeste de la ciudad de Puebla, aguarda un paraíso para los amantes de la naturaleza. Entre los municipios de Tepexi de Rodríguez, Atoyatempan y Xochitlán Todos Santos se encuentra el espectáculo de las bellezas naturales de Molcaxac. Esta demarcación poblana ofrece un impresionante paisaje y gran atractivo para realizar actividades de ecoturismo y aventura.

No tengas duda de que las bellezas naturales de Molcaxac te cautivarán. El paisaje de este municipio se conforma por caídas de agua y majestuosas cavernas. Sus formas caprichosas son ideales para la práctica de deportes extremos, así como para capturar increíbles panorámicas con una cámara fotográfica. Además, el clima templado de la región brinda el entorno ideal para una visita inolvidable.

Cascada Cola de Caballo

El río Atoyac desemboca en este lugar, dando vida a varias de las bellezas naturales de Molcaxac. Una de estas maravillas es la cascada cola de caballo que, con sus 45 metros de altura, brinda un espectáculo inolvidable. Pero el increíble paisaje compite apenas con la ola de adrenalina que regala este lugar, pues es posible realizar deportes extremos. Si prefieres algo más tranquilo, no hay nada como disfrutar de la tranquilidad de su entorno. La cascada se encuentra en carretera hacia Huatlatlauca, al poniente de Molcaxac.

Cascada Cola de Caballo.
Foto: pueblados22.mx

Puente de Dios

El Puente de Dios, una de las bellezas naturales de Molcaxac, es una impresionante caverna por la que atraviesa la corriente del río Atoyac. La tranquilidad de sus aguas hace posible realizar recorridos en lancha. El trayecto, siempre tranquilo y suave, te permitirá conocer más fondo esta magnífica formación rocosa, que se cree fue formada por un terremoto. Si lo prefieres, también puedes sumergirte en la poza de aguas cristalinas que hay después del recorrido.

Puente de Dios, una de las bellezas naturales de Molcaxac.
Foto: flickr.com

Cascada Los Pescaditos

Las aguas del río Zoquial se juntan con las del Atoyac en medio de la enigmática región del Tentzo. Esta combinación hace posible que, entre cuevas y caídas de agua, emerjan maravillas como la cascada de los pescaditos, una de las bellezas naturales de Molcaxac. Este atractivo posee siete pozas de agua en las que podrás darte un buen chapuzón o simplemente disfrutar del paisaje y la tranquilidad.

Cascada los pescaditos.
Foto: naranjatours.mx

Cerro del Tentzo

En la meseta poblana se levanta una cordillera con más de 800 metros de altura. El Tentzo, un cerro al que la gente confiere una apariencia humana, hogar de múltiples cavernas, caídas de agua y leyendas. Forma parte de la reserva de la biósfera del mismo nombre, la cual cuenta con más de 57 mil hectáreas y es hogar de un gran número de especies animales y vegetales.

El Tentzo, cerro que forma parte de las bellezas naturales de Molcaxac.
Foto: ecoosfera.com

Continúa leyendo: Molcaxac, la joya de la mixteca poblana

Foto de portada: viajaporpuebla.mx

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22