Leyendo

Visita la Casa del Axolote en Chignahuapan

Visita la Casa del Axolote en Chignahuapan

Pocos seres logran generar una fascinación tan grande como el Axolote. Es un animal imposible que ha inspirado a grandes de la literatura como Julio Cortázar, incluso ha generado fascinación entre la comunidad científica. Y no es para menos, pues su apariencia de pez con patas y la sonrisa eterna que se dibuja en su rostro son verdaderos motivos de admiración. Pero el culto hacia esta especia endémica de México no ha sido suficiente para alejarla del peligro de extinción. Hoy se busca conservarla por todos los medios, hasta con la creación de lugares como la Casa del Axolote en Chignahuapan.

Casa del Axolote en Chignahuapan, un museo único

La Casa del Axolote en Chignahuapan es un museo único en su tipo, ya que está dedicado completamente a este espectacular anfibio. El museo acuario está a cargo de una familia que busca preservar la especie a través de educación ambiental; quieren generar conciencia en el mayor número posible de personas. Asimismo, el sitio funciona como una UMA (Unidad de Manejo Ambiental) registrada ante la Semarnat que trabaja en la conservación de este animal representativo tanto de México, como de Chignahuapan.

El asombroso Axolote

En la Casa del Axolote en Chignahuapan también se capacita para la reintroducción, manejo y reproducción de tres distintas variedades de este anfibio. Uno de ellos es el ambystoma mexicano, el de color rosa, que habita en Xochimilco. También hay ejemplares del ajolote leopardo, originario del lago de Pátzcuaro, Michoacán, así como otros originarios del mismo pueblo mágico de Chignahuapan, cuya piel es más obscura. Quizá entre lo más importante del recorrido, está la explicación que se da sobre este asombroso ser, capaz de regenerar sus extremidades y sus órganos. Además, es el único anfibio que con estimulación hormonal puede salir del agua y volverse terrestre.

La Casa del Axolote en Chignahuapan es un lugar único.
Foto: @casadelaxolote

Cabe destacar que este proyecto se mantiene gracias al apoyo de las personas. Los recursos para el mantenimiento de la Casa del Axolote en Chignahuapan se generan con la cuota de recuperación de entrada al museo, que es de 20 pesos por persona. Además de los recuerdos que se venden como playeras y peluches, cuyo costo va hasta los 300 pesos. Este sitio, más que un atractivo para el turismo, es una oportunidad para enamorarse de uno de los animales más asombrosos en el mundo y que, además de todo, es cien por ciento mexicano. Date una vuelta por Complejo Casa Esmeralda, Privada Manuel Ávila Camacho, Chignahuapan, y apoya este noble proyecto.

Continúa leyendo: Prueba el pulque de la Hacienda Amoltepec

Foto de portada: @casadelaxolote

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22