La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Cascada de San Pedro, el manto poblano

SHARE


Cuentan las viejas leyendas que los antiguos dioses lloraron al ver las maravillas naturales que existían en Puebla. Estas lágrimas nunca dejaron de caer y se convirtieron en el gigante azul y verde que vive en Zacatlán: la Cascada de San Pedro. Este espacio único y hermosamente delicado, forma parte de la Sierra Norte de Puebla en donde las historias así como los días caen al ritmo de esta cascada.

Espejo de alegría azul

La Cascada de San Pedro es uno de los espacios naturales más importante del Pueblo Mágico de Zacatlán. El agua de la cascada se encuentra alimentada por el cauce del río San Pedro que llega hasta este lugar para caer a más de 20 metros de altura. Esta maravilla puede ser vista desde arriba o seguir un pequeño sendero hasta el fondo de la misma. Aquí la vista será ensordecedora y profundamente impactante.

Cascada de San Pedro

A los alrededores de la Cascada de San Pedro se ubican grandes áreas boscosas llenas de vida. De igual manera, se pueden ver las ruinas de lo que fue el primer templo católico de la región. Estos restos datan del siglo XVI y dan muestra del enorme poderío de la región. También pueden ser vistos algunos asentamientos prehispánicos de lo que fue alguna vez el Señorío de Zacatlán.

Una historia digna de su hermosura

Un lugar de estas proporciones no podría estar exento de leyendas e historias en su tiempo de vida. Una de las más populares es la aparición de una joven de nombre Cielo. Ella fue elegida como la reina del festival que se realiza en Zacatlán desde hace décadas. La hermosura física y espiritual de Cielo le dieron el triunfo inmediato frente a las demás competidoras. Un día, la joven decidió ir a la Cascada de San Pedro en compañía de sus princesas. Lamentablemente, la fuerza del agua arrastró a Cielo hacia el fondo de la cascada quitándole la vida. Tiempo después, los vecinos de la zona aseguraron haber visto a la joven cantando y jugando entre las piedras de la cascada.



Cascada de San Pedro

Para llegar hasta este sitio debes seguir la carretera federal al sur de Zacatlán y tomar el camino que va a San Miguel Tenango. A 300 metros, hay una pequeña vereda para bajar al río de San Pedro, deberás cruzar un puente antiguo y finalmente te encontrarás con el sitio soñado.

Continuar leyendo: Cascada La Olla de Zacapoaxtla, el galopar de la región



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN