Leyendo

¿Conoces el singular Templo de San Ildefonso?

¿Conoces el singular Templo de San Ildefonso?

El Templo o Capilla de San Ildefonso es uno de esos pequeños tesoros arquitectónicos que parece destinado a permanecer oculto o fuera de la vista de las personas. Y aunque no goce de la popularidad que otros recintos religiosos dentro de la ciudad, cuenta con una invaluable historia y un presente lleno de tesoros y cosas por mostrar.

Encuentro de épocas

Conocida oficialmente como la Capilla de Ildefonso, este lugar se encuentra dentro del Centro Histórico de Puebla, a unas calles de Paseo Bravo. Fue construida a un costado del Templo de San Marcos, la iglesia marcada con el número 730 de avenida Reforma. Y aunque la gente ubique primeramente la fachada de esta iglesia, la capilla detrás tiene mucho que contar.

capilla de San Ildefonso

El primer objetivo para su construcción era la de dar servicio espiritual al hospital de indios que se encontraba anexo al Templo de San Marcos. Sin embargo, fue el obispo Alonso de la Mota y Escobar el responsable de presentar otro proyecto. Éste fue entregado a la Compañía de Jesús y tenía como propósito convertirse en un lugar de enseñanza.

Tesoro escondido

Para la edificación se contrató a Francisco de Aguilar, quien había trabajado anteriormente en el Templo de Santa Teresa. De igual manera, se requirió la ayuda de Pedro López Florín, maestro mayor de la catedral. Las obras continuaron hasta la expulsión de los jesuitas del país, dejan la obra inconclusa.

Capilla de San Ildefonso

Años más tarde, el obispo López Gonzalo rescató el proyecto nombrando el lugar como el Hospicio de Pobres. Posteriormente, volvió a sufrir daños debido a las guerras hasta su nuevo rescate por el ingeniero Emilio López Vaal. En épocas recientes, fue utilizado como colegio público, siendo sede las oficinas de la Beneficencia Pública del Estado. En la actualidad, el Templo de San Ildefonso conserva una rica ornamentación del siglo XVII cuando el Barroco comenzaba a anunciarse en Puebla.

De igual manera, sobreviven diversos óleos sobre tela, así como una talla escultórica de San Ildefonso. Este lugar es una invitación a lo más profundo del barroco poblano. La misma singularidad que ha puesto a esta ciudad, en lo más alto de la arquitectura nacional.

Continuar leyendo: ¿Qué le pasó al antiguo río San Francisco?

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22