Leyendo

Cosas por las que un poblano hace berrinche

Cosas por las que un poblano hace berrinche

Hay muchas cosas que hacen enojar a un poblano, otras que le dan terror y otras que sólo ellos saben. Sin embargo, hay cosas que logran frustrarlos, aunque éstas sean cosas de las más mundanas o con una simple solución. Por esta razón, te presentamos algunas cosas por las cuales un poblano hace berrinche. De antemano, lo sentimos si te cae el saco.

Los cadeneros de Cholula

Anteriormente hemos explicado por qué Cholula es un paraíso universitario. Y parte de esa razón es debido a la extensa vida nocturna que aquí hay. Antros, bares, restaurantes, puestos de comida, etcétera. Sin embargo, si quieres hacer ver cómo un poblano hace berrinche, observa cuando el cadenero no lo deja pasar al antro. ¡Actúan como si fuera el fin del mundo!

¡¿Chalupas con qué?!

chalupas con pollo, poblano hace berrinche

Si hay algo que enorgullece a los poblanos, eso son sus antojitos. Y probablemente el mejor de todos sean las chalupas. Todo habitante de este estado sabe que debe llevar, de ley, carne de res. Por eso es común verlos ponerse rojos del coraje cuando, en lugar de eso, les echa pollo.

Cita frustrada

El Gallito y los cines de Boulevard son dos de los puntos de reunión de los poblanos por excelencia. Aquí es común ver a parejitas y a grupos de amigos debido a que quedan de encontrarse en estos sitios. Pues una de las maneras en que un poblano hace un berrinche es cuando lo dejan plantado aquí. ¡Pobre, su date lo/la plantó!

BUAP sobrepoblada

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla es una de las mejores casas de educación pública en el estado y el país. Por ello, es común que muchos presenten su examen de admisión para poder iniciar aquí su vida universitaria. Sin embargo, no todo siempre sale como uno planea.  A veces no pasas su examen de admisión o a veces, aunque lo pases, no alcanzas cupo. ¡Qué decepción para tanto esfuerzo de estudiar!

El Loma Bestia

Todo, todo poblano que ha tenido que subirse al Loma Bella sabe que esto es, por sí mismo, una aventura. Pero así como es frustrante que vaya jugando carreritas mientras pasa por topes, también lo es cuando no pasa. ¡Un poblano hace berrinche cuando no le hace parada y debe esperar otros varios minutos a que pase el siguiente! ¡Qué molestia!

Parece Silent Hill

Vas caminando por la calle muy a gusto, tranquilo, y de repente: oh, sorpresa. El Popo empieza a echar cenizas. Tienes que correr a algún techo y taparte boca y nariz para no respirar este material. Y cuando al fin llegas a casa, tienes que sacudirte y barrer todo el piso. ¡Qué injusticia!

¡Aguas!

Finalmente, Puebla es la ciudad de las cuatro estaciones del año en un día. Pero a ti, por distraído, se te olvidó el paraguas en tu casa. Y justo acaba de empezar a llover a cántaros. Ni modo, a llegar empapado a la casa. Esperemos que el Loma Bestia te haga la parada esta vez.

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22