Leyendo

7 cosas que no sabías de Yohualichan

7 cosas que no sabías de Yohualichan

Yohualichan está atrapada en el corazón de la sierra norte, a 20 minutos del pueblo mágico de Cuetzalan. Rodeada de extensa vegetación, está zona arqueológica alberga algo más que una impresionante arquitectura. Las leyendas le han otorgado un aura de misterio que vale la pena conocer de cerca. Camina por su plaza y conoce sus cinco edificios. Pero antes, aprende más de esta ciudad antigua con estos datos que no sabías de Yohualichan.

La casa de la noche

El nombre de Yohualichan se ha interpretado como La casa de la noche. Esta designación es de origen nahua y podría estar asociada a la profusión de cavernas en la región. Pudieron haber funcionado como modelo estilizado de los nichos que caracterizan a las estructuras del sitio. Sin embargo, como sus primeros habitantes hablaban totonaco, es probable que el nombre actual sea una traducción de otro más antiguo.

Yohualichan se ha interpretado como "La casa de la noche".
Foto: flickr.com

Yohualichan, el primer asentamiento totonaco

Se sabe que Yohualichan fue el primer asentamiento totonaco, mucho antes del Tajín y Cempoala. Tuvo su periodo de apogeo alrededor del 600 de nuestra era. Su aporte principal fue en la arquitectura, pues inauguró una corriente en edificios ceremoniales como son la inclusión de los tradicionales nichos. Elementos que han sido tan característicos de la cultura totonaca.

Su arquitectura

Yohualichan es un centro ceremonial que se estableció sobre una serie de plataformas naturales. Los edificios se ordenaron alrededor de una gran plaza rectangular. Uno de ellos quedó aislado intencionalmente en el lado norte. Se puede apreciar también un juego de pelota de alrededor de 94 metros de largo. Delimitaba con muros verticales y pequeñas banquetas en los extremos que otorgan la tradicional forma de doble T.

Yohualichan es un centro ceremonial.
Foto: hiveminer.com

Decadencia y abandono de Yohualichan

Durante el período Posclásico (900 a 1521 d.C.) hubo importantes reacomodos entre la población. Se registraron desplazamientos de las zonas áridas a otras con mejores posibilidades, lo que generó enfrentamientos con los grupos que habitaban tierras fértiles. Es posible que los totonacos hayan sido desplazados por estas invasiones. Abandonaron Yohualichan para habitar el Tajín, que se encuentra en línea recta aproximadamente a 60 kilómetros.

La Tumba

A un costado del juego de pelota se encuentra La Tumba, una estructura de la que no se podido determinar completamente su uso. Se cree que pudo haber sido la tumba de algún gobernante. Sin embargo, otras de las teorías es que se trató de una especia de baño temazcal por su ubicación contigua al juego de pelota.

Los primeros exploradores

Yohualichan fue dada a conocer al mundo en la década de 1920. Primero fue visitada por Vicente Lombardo Toledano y su cuñado, Alfonso Caso –quien más tarde haría importantes descubrimientos en Monte Albán–. Poco después, el investigador Enrique Juan Palacios publicó un pequeño plano de la zona arqueológica. En 1930, el arquitecto Ignacio Marquina incluyó en su obra Arquitectura Prehispánica los planos levantados por Lombardo y Palacios, además de las notas de campo de Caso.

Se exploró en su totalidad en 1996

En enero 1978 el Instituto Nacional de Antropología e Historia realizó un verdadero trabajo arqueológico en el sitio. Por primera vez se reveló la magnitud de estas ruinas. Finalmente, el centro ceremonial quedó explorado casi en su totalidad durante las excavaciones y reconstrucciones de 1996. Actualmente, se puede visitar de lunes a viernes con horario de 9:00 a 17:00 horas. La entrada general tiene un costo de 45 pesos.

Continúa leyendo: El enigmático Páramo de los Duendes en Huaquechula

Foto de portada: visitmexico.com

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22