Leyendo

Cueva Mamma Mia, un tesoro en Hueytamalco

Cueva Mamma Mia, un tesoro en Hueytamalco

La Cueva Mamma Mia es un tesoro de Hueytamalco que debe su nombre a la belleza que posee. En su interior tendrás que caminar entre agua helada y salir con la ropa un poco maltratada. Sin embargo, las dificultades para desplazarte resultan insignificantes al final, después de que tu vista termina deslumbrada por el brillo del cuarzo que cubre sus paredes.

Mamma Mia está situada al interior de la Cueva del Viento

Frágil belleza

¡Mamma Mia!, fue la expresión que emitieron los científicos italianos que descubrieron esta cueva hace más de 20 años, luego de su primer contacto visual. Está situada en las profundidades de la Cueva del Viento, una de las tantas cavernas en la Sierra Norte, de singular belleza. Antes de entrar a la Cueva Mamma Mia, pasas por la galería de Los murciélagos, donde podrás observar 20 especies de estos mamíferos. Además, las rocas del techo están pintadas de morado, verde y amarillo por las colonias de bacterias que ahí habitan.

Después atraviesas Río Blanco, otra caverna conectada a la Cueva Mamma Mia. Por cierto, aquí puedes bañarte en el pequeño playón que se forma entre estalactitas y estalagmitas. Pero es necesario quitarte todo rastro de lodo en el cuerpo y en los zapatos para evitar la muerte de los minerales que hay en la grieta. A continuación, viene la prueba de fuego para ingresar a la galería principal de la Cueva Mamma Mia. Debes de arrastrarte por una grieta cubierta de agua.

Antes de entrar a la Cueva Mamma Mia atraviesas la caverna de Río Blanco

¡Mamma Mia!

Tienes que deslizarte por una resbaladilla natural y saltar de poza en poza hasta la Mesa de los fósiles, donde quedaron incrustados miles de algas marinas del periodo Cretácico. Este es uno de los principales atractivos de Mamma Mia. A continuación, debes volver a gatear entre grietas de roca volcánica para llegar a la última galería, donde las paredes están forradas por cuarzos blancos. Dentro de estos cristales habitan “turritellas”, que son conchas en forma de espiral.

Debes gatear entre grietas de roca volcánica para llegar a la última galería

El recorrido para conocer de cerca esta maravilla y vivir toda una experiencia extrema cuesta 300 pesos por persona. Tienes que reservar con dos días de anticipación ante cualquier eventualidad que pueda surgir por razones climatológicas.

Continúa leyendo: 5 deportes extremos en Puebla que puedes practicar

Foto: Hueytamalco Extremo

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22