Leyendo

Diez cosas casi tan buenas como ser poblano

Diez cosas casi tan buenas como ser poblano

Ser poblano es una de las mejores cosas que nos pudo haber pasado en la vida. Poseemos una gastronomía exquisita, sitios históricos, hermosa arquitectura e increíbles tradiciones. Pero también debemos ser justos y reconocer que no somos los únicos con estas bendiciones. Por ello, a continuación te mencionamos diez cosas casi tan buenas como ser poblano.

Chichen Itzá

Templo de Kukulcán en Chichen Itzá, una de las diez cosas casi tan buenas como ser poblano

Si bien en Puebla existen ruinas prehispánicas impactantes, como la Gran Pirámide de Cholula, existen otros sitios en México que nos hacen competencia. Uno de ellos es este sitio arqueológico en la Riviera Maya.  Sin embargo, tenemos de qué sentirnos orgullosos. Si bien el Templo de Kukulcán es increíble, nosotros tenemos la pirámide más grande del mundo en base y volumen.

La comida oaxaqueña

tlayuda, un ejemplo de comida oaxaqueña

Una de las razones por las cuales la UNESCO reconoce a la comida mexicana como Patrimonio Cultural de la Humanidad es por nuestra gastronomía. Aunque debemos admitir que existe otro estado que nos hace fuerte competencia en este sector: Oaxaca. Sus tlayudas y moles son famosos a nivel mundial. Es definitivamente de las cosas casi tan buenas como ser poblano, pues nosotros tenemos mucha más variedad. Chalupas, molotes, tacos al pastor, chiles en nogada, mole poblano, pipián, memelas, bebidas y demás, nuestra comida es exquisita.

Baluartes de Campeche

Baluartes de Campeche

Los Fuertes de Loreto y Guadalupe pasarán por siempre a la historia de México. Aquí fue donde se libró la batalla contra el Ejército Francés el 5 de mayo de 1862. Eso no significa que no haya otros sitios similares en otras partes del país. Uno de estos ejemplos son los baluartes de la ciudad amurallada de Campeche. Siendo la defensa contra piratas y corsarios, también fueron testigos de varias históricas batallas. Aun así, nuestros fuertes siempre son recordados en esa específica fecha. Definitivamente una de las cosas casi tan buenas como ser poblano.

Esculturas de Sebastián

Escultura de El Caballito en la CDMX

Si bien Puebla es famosa por su arquitectura barroca y virreinal, es también un sitio de arte contemporáneo. Prueba de ella es la escultura del Ángel Custodio, en el bulevar 5 de Mayo. Construida por Enrique Carbajal “Sebastián”, este escultor tiene varias obras a lo largo del país. La Puerta de Torreón, El Caballito en CDMX, La Puerta Saturnina en Aguascalientes y La Araucaria en Xalapa son sólo algunos ejemplos. Pero nos atrevemos a decir que nuestra escultura es de las más bellas.

Pueblos Mágicos de Edomex

Pueblo Mágico de Metepec, en Edomex

Puebla es el segundo estado con la mayor cantidad de Pueblos Mágicos. Chignahuapan, Cholula, Atlixco, Zacatlán, Huauchinango, Cuetzalan, Xicotepec, Pahuatlán y Huauchinango se llevan este honor. La única entidad federativa que le supera en número es Estado de México, con diez. Pero cantidad no supera a calidad, pues nuestros destinos turísticos son hermosos. Aun así, hay que reconocer que los Pueblos Mágicos de EdoMex son una de las cosas casi tan buenas como ser poblano.

Grutas de Bustamante

Grutas de Bustamante, Nuevo León

Otra de las cosas casi tan buenas como ser poblano es este atractivo natural en Nuevo León. Si bien su recorrido es breve, dentro se encuentra una belleza impactante. Sus estalagmitas y estalactitas llevarán a tu imaginación a volar con las formas que asemejan. Eso sí, nosotros poseemos las famosas Grutas Kármidas, donde puedes ver constelaciones dentro de una cueva.

Catedral de la CDMX

Catedral de la CDMX

No podemos hablar de cosas casi tan buenas como ser poblano sin mencionar a este edificio. Ubicado en el zócalo de la Ciudad de México, es uno de sus emblemas más importantes. Debido a que su construcción duró 250 años, es una amalgama de distintos estilos arquitectónicos. Sin embargo, la Catedral de Puebla, en el Centro Histórico, es considerada una de las más bellas del mundo. Además, las campanas de sus torres fueron subidas por ángeles… o eso cuenta la leyenda.

Mirador del Pípila

Mirador del Pípila

Una de las cosas casi tan buenas como ser poblano se encuentra en la capital de. Guanajuato. Desde este monumento y mirador podrás tener una panorámica impactante de la ciudad. Pero en Puebla, el Mirador de la Mantarraya no se queda atrás. Con un lago artificial, cafés y tiendas de artesanías, ofrece no sólo vistas panorámicas, sino una experiencia integral.

Teleférico de Zacatecas

Teleférico de Zacatecas

Es uno de los más antiguos del país, siendo fundado en 1979. Y con un trayecto de 650 metros, es un importante atractivo turístico de Zacatecas. Sin embargo, ¿quién dice que lo novedoso no puede igualar o mejorar a lo antiguo? El Teleférico de Puebla posee una longitud de 688 metros y va desde el Centro Expositor hasta el Monumento a Ignacio Zaragoza. Eso sí, la tradición del de Zacatecas lo hace una de las cosas casi tan buenas como ser poblano.

Munal

Munal

Finalmente, en la CDMX se encuentra el Museo Nacional de Arte, otra de las cosas casi tan buenas como ser poblano. Este recinto es uno de los hogares de arte y cultura más importantes en México y América. Y en Puebla, tenemos otro lugar que es igual de importante en este aspecto. Nos referimos al Museo Amparo, reconocido internacionalmente por la calidad de su acervo y exposiciones.

 

Continuar leyendo: ¿Qué tipo de poblano eres según tu cemita preferida?

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22