Leyendo

7 datos sobre el histórico Edificio Carolino

7 datos sobre el histórico Edificio Carolino

Uno de los lugares emblemáticos del Centro Histórico de Puebla es el Edificio Carolino. Un complejo arquitectónico de gran belleza que, desde su fundación, ha mantenido su misión original que es la de impartir educación en todas sus formas. Asiento jesuita en sus inicios y hoy sede de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, este inmueble merece un recuento de su historia. Tienes que conocer estos 7 datos sobre el Edificio Carolino.

Comenzó a construirse en el siglo XVII

El Edificio Carolino comenzó a construirse en el siglo XVII, con los bienes que el comerciante Melchor de Covarrubias cedió a los jesuitas. Primero fue sede del Colegio del Espíritu Santo, el cual se ocupó de la educación básica. Impartía gramática, latín, humanidades y retórica a pupilos de entre 12 y 16 años de edad. Mientras que los alumnos más listos, o más ricos, ingresaban al Colegio de San Ildefonso, donde cursaban filosofía, teología y derecho canónico.

Exterior del Edificio Carolino.
Foto: cultura.buap.mx

Su nombre se debe a un rey

Otro de los datos sobre el Edificio Carolino que debes saber es que su nombre tiene origen borbónico. Es un homenaje al rey Carlos IV de España. Fue bautizado así en el año de 1767 tras la expulsión de los jesuitas. Con el cambio de nombre, el antiguo colegio menor del Espíritu Santo se convirtió en matriz de la educación superior angelopolitana.

La arquitectura única del Edificio Carolino

Uno de los datos sobre el edificio Carolino más destacado es que sus obras arquitectónicas representan casi dos siglos de edificaciones que se van superponiendo. A la traza original, de estilo renacentista, se le hicieron añadidos en los siglos XVIII y XIX. En sus agregados posteriores pueden identificarse elementos barrocos y neoclásicos. Por increíble que parezca, los historiadores no se han puesto de acuerdo acerca de quién fue el autor de la traza del Carolino. La mayoría se inclina por Juan López de Arbaiza. Aunque se habla también de José de Medina y Miguel de Santamaría.

View this post on Instagram

Mega pasillo

A post shared by Fher Labs (@ferrmi) on

Sufrió una explosión

El Salón Barroco, el Paraninfo, la biblioteca Lafragua y cuatro patios, son sus sitios más representativos. El primer patrio es la construcción más antigua. Primero funcionó como claustro, pero de 1815 a 1833 se utilizó para almacenar pólvora. Un día hubo una gran explosión que causó daños en algunas paredes y ventanas, las cuales se mantienen preservadas hasta hoy. Por otra parte, el segundo patio todavía sigue siendo un jardín.

View this post on Instagram

El Carolino

A post shared by PUEBLA 📍 (@ciudadypatrimoniocultural) on

El Paraninfo, corazón académico

Entre los datos sobre el Edificio Carolino se encuentra el referente al salón denominado El Paraninfo. No es más que el salón principal de la histórica construcción. Se usa como salón de actos y ceremonias de la BUAP. Además, aquí se realiza la entrega de los doctorados honoris causa. Hay una tribuna de cedro con chapa de caoba que domina la instancia, con un dosel en el que se halla la pintura de Santo Tomás de Aquino. A su costado de encuentran los retratos de Melchor Covarrubias – fundador del colegio – y de destacados rectores del Carolino.

El Salón Barroco del Edificio Carolino

El Salón Barroco es prueba viva del talento de los artesanos poblanos por su decorado con yesería. Cuenta con una sillería que rodea el salón, originalmente perteneciente al Colegio de San Pantaleón, hoy Palacio de Justicia. Al fondo se encuentra el retablo con los escudos del obispo Juan de Palafox y Mendoza, el del prelado Pantaleón Álvarez de Abreu y el nobiliario de la familia Covarrubias. En los muros, hay una serie de cuadros sobre la vida de la virgen María, atribuida a Francisco de León.

El Salón Barroco en el Edificio Carolino.
Foto: cultura.buap.mx

Una biblioteca más grande que la Palafoxiana

Otro de los datos sobre el Edificio Carolino es que tiene una biblioteca más grande que la Palafoxiana. Se trata de la Biblioteca Histórica José María Lafragua. Recibió este nombre en 1885 en honor a uno de los poblanos más sobresalientes del siglo XIX. Egresado del mismo Colegio del Estado. El literato y político José María Lafragua. La obra más antigua que posee el recinto, de los 4 mil 300 libros que alberga, es “La Ópera Medicinaria”, que data de 1570.

Continúa leyendo: Retablo de Cuautinchán, un tesoro de arte sacro

Foto de portada: radiobuap.com

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22