La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Ermita del Silencio, la paz de todo México

SHARE


A las faldas del Parque Nacional Izta-Popo existe un recinto cuidado por la naturaleza donde el tiempo no tiene cabida. Es la Ermita del Silencio, un lugar donde se respira aire de relajación a cada segundo. Donde te perderás en una profunda tranquilidad ante la mirada del Popocatépetl. El sitio donde el sonido de su entorno te llevará a un viaje único y querrás volver cuantas veces puedas.

Zona de paz

La Ermita del Silencio es un conjunto arquitectónico localizado en Paso de Cortes. Se trata de un sitio de auto reflexión escondido más allá de bosques y montañas. Su fama perdura en la privacidad de su zona donde igual puedes relajarte como nunca o encontrarte en el reino de la naturaleza. Fue construido en el año de 1980 bajo la idea de Fray Jeroni. Su marcada tendencia arquitectónica es usada como monasterio franciscano además de ser un lugar para preparación de religiosas. Asimismo se proyectó como espacio para la meditación de todo aquel que desee entrar en sus aposentos.

Interior de una zona de la Ermita del Silencio

La llegada a este sitio implica un esfuerzo superior al cotidiano para encontrar la paz. Se deben atravesar diversos caminos de pavimento y tierra además de sabanas de viento ligero. Antes del arribo te toparás con la zona turística de Buenavista, un buen lugar para descansar pero nada comparable con el destino final. Conforme se sube la pendiente final de 40 minutos, un silencio sepulcral pero arrullador comienza a llevarte de la mano.

Vista de la Ermita del Silencio desde abajo



Finalmente, la Ermita del Silencio estará frente a ti. Este lugar está abierto para cualquier tipo de postura religiosa y filosófica que busque un santuario de reflexión. Los viajeros pueden hospedarse un par de días, siempre y cuando mantengan una postura de respeto y paz con todos los huéspedes.

Vista de la estructura de la Ermita del Silencio

No existe mejor guardián de tu paz que el Popocatépetl además de diversas familias de pinos, oyameles, pastizales, un riachuelo y algunas especies de aves típicas de la región. Un verdadero sitio de autoconocimiento y sed de paz. Se puede llegar desde la carretera a San Nicolás de los Ranchos y Santiago Xalitzintla y seguir hasta Paso de Cortés donde hallarás las indicaciones para este refugio del alma.

Continuar leyendo: ¿Qué hacer en el Parque Nacional Izta-Popo?



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN