Leyendo

Visita el Ex Convento de San Francisco en Tehuacán...

Visita el Ex Convento de San Francisco en Tehuacán

Historia y religión convergen en Tehuacán en un punto erigido desde hace cuatro siglos. Se trata del Ex Convento de San Francisco, un bello edificio construido en el siglo XVI para que los habitantes de esta región tuvieran cerca la asistencia espiritual de los frailes franciscanos. Nació así un centro de fe y uno de los símbolos arquitectónicos más importantes no solo de la comunidad, sino del estado de Puebla.

Ex Convento de San Francisco, centro de fe

Junto al ex convento se encuentra la Iglesia de San Francisco, también inaugurada en el siglo XVI. Estos inmuebles se convirtieron en un punto importante para la vida de la ciudad. En el siglo XVIII se construyeron dos obras de trascendencia benéfica a su alrededor: una escuela de gramática y un hospital. Sin embargo, la escuela desapareció cuando inició la guerra de independencia en la Nueva España. Pero más tarde, en 1889, fray Antonio de Varela fundó aquí el Colegio de Artes y Oficios, pero ésta también se clausuró en 1909.

El Ex Convento fue construido en el siglo XVI

En 1980 el Instituto Nacional de Antropología e Historia clausuró el recinto para que nadie más pudiera utilizarlo. En 1985 comenzó su rescate y se convirtió en el Instituto Pastoral de Tehuacán. Por cierto, en este lugar se conserva un acervo de arte sacro con valor invaluable, compuesto en su mayoría por imágenes talladas en madera de los siglos XVIII y XIX.

Hogar de un gran misterio

El Ex Convento de San Francisco alberga un gran misterio que toma forma en una de estas figuras. Estamos hablando del Jesús Crucificado, verdadera obra de arte que se presume se le incrustaron costillas y dientes humanos, aunque tal teoría no ha sido comprobada. El realismo con el que fue tallada causa asombro, sobre todo en su parte posterior donde se asoman las costillas.

El Jesús Crucificado es uno de los grandes misterios del Ex Convento de San Francisco.
Foto: Síntesis

Todavía hay pinturas de ángeles que adornan el acceso al Ex Convento de San Francisco. Al traspasar el pórtico se encuentra una pintura de la Virgen de Guadalupe y al final del pasillo se observa la figura de San Francisco de Asís. Inmediatamente se llega al jardín circundado por columnas costanas y poblado por naranjos y limones que en primavera perfuman el ambiente.

Indudablemente, el complejo de San Francisco es un bello recinto que enorgullece a los tehuacaneros y ligado a la historia de este municipio. Vale la pena visitarlo.

Continúa leyendo: El espectacular Museo de la Evolución Tehuacán

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22