La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

Fuente de los Muñecos, misterio poblano

SHARE


Al ser de las ciudades más antiguas no sólo de México, sino del continente americano, es normal que en Puebla existan centenarias leyendas y mitos. Sin embargo, una de las más populares es la que rodea a la Fuente de los  Muñecos. Para que sepas más sobre esta estatua y sus creencias, a continuación te platicamos más de esta atracción.

El Barrio de Xonaca

Fuente de los Muñecos

La Fuente de los Muñecos se encuentra ubicada en el Barrio de Xonaca, entre la 22 Oriente y 18 Norte. En la época virreinal, este lugar era conocido como el Barrio de los Catrines, donde vivía la gente más adinerada. Vestigio de ello es la residencia frente a la Iglesia de La Candelaria, alguna vez habitada por la emperatriz Carlota.

Fuente de los Muñecos

En este sitio ya histórico también se construyó la casa de verano del ex presidente de México, Manuel Ávila Camacho. A su vez, existieron en algún momento varias quintas donde gente proveniente de Europa pasaba ocasionalmente sus vacaciones de verano. Y es una de estas personas adineradas las que dieron origen a la historia de la Fuente de los Muñecos.

La historia de la Fuente de los Muñecos

Se cuenta que el gobernador Maximino Ávila Camacho vivía en el Barrio de Xonaca junto a su esposa e hijos. Estos dos hermanos, de seis y siete años de edad, siempre estaban juntos y una tarde salieron a la escuela. Sin embargo, nunca regresaron a casa, por lo que comenzó la búsqueda para encontrarlos, actividad que no dio fruto alguno.



Eventualmente, se dedujo que los hijos del gobernador cayeron en un pozo de este barrio, por lo que fue sellado. En honor a estos niños, se ordenó que se construyera una estatua de ellos para así poder honrar su memoria. Desde ese entonces, se ha dicho que los infantes de la Fuente de los Muñecos cobran vida por las noches. Algunos cuentan que se escuchan risas y voces, incluso algunos han visto a las  estatuas moviéndose por la calle. También se han reportado huellas en el pavimento debido a que los “niños” jugaron por la noche. Sea cierto o no, son ya una leyenda poblana muy conocida.

 

Continuar leyendo: Leyendas de terror poblanas



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN