Leyendo

La leyenda de la casa del que mató al animal

La leyenda de la casa del que mató al animal

Dentro del emblemático edificio ubicado esquina de la 2 Sur y la 3 Oriente, en el Centro Histórico de la Angelópolis, vive una de las historias más emblemáticas de todo el estado. Muchos han escuchado sobre ella, de sus sucesos fantásticos, terroríficos y hasta románticos, pero en realidad pocos conocen este mito a profundidad. La leyenda de la casa del que mató al animal es un relato que vale toda la pena recapitular y contar cuantas veces se pueda.

Historia virreinal

Irremediablemente curiosa desde el primer momento en que se escucha su nombre, la leyenda de la casa del que mató al animal nació en el centro de Puebla durante la época virreinal. Se dice que en aquel entonces, vivía un hombre adinerado y de gran poder e influencia llamado Pedro Carvajal. El propietario de la casa de la 2 Sur, era viudo y tenía bajo su cuidado a Fernando, su hijo de 6 años, y a Teodora, una hermosa joven de apenas 16 años.

Era más que sabido en toda la ciudad que decenas de hombres intentaban cortejar a Teodora pero nadie lograba su atención. Fue hasta que un día, un soldado logró cruzar su mirada con ella, enamorándose perdidamente. A pesar del profundo amor que ambos sentían, Don Pedro se negaba a tal relación debido a la diferencia social entre ellos.

Relieve en las afueras de la casa del que mató al animal
Foto: wikipedia.com

Antes del encuentro entre el soldado y Teodora, habían llegado diversos rumores a la ciudad de que un enorme monstruo había bajado desde el volcán de La Malinche. Lejos de tomarse como un simple comentario, la gente comenzó a tomar precauciones y darle mayor relevancia al asunto. Unos decían que tenía forma de serpiente mientras que un puñado más afirmada que era un lobo con patas de jabalí e incluso algunos comentaban que parecía un coyote gigantesco.

Todo por amor

Una noche, mientras el señor Carvajal ofrecía una cena en su lujosa casa, el espantoso animal llegó a la casa y sin perder tiempo, se metió a la habitación del pequeño Fernando, devorándolo ante la mirada atónita de su hermana que había llegado a la habitación al escuchar gritos. El hecho despertó un enorme espíritu de venganza en Don Pedro, ocasionando que quien le trajera la cabeza de la bestia, obtendría la mano de su hija.

personas caminando por la casa del que mató al animal
Foto: puebla.online.com

A pesar del amor que muchos hombres sentían por Teodora, nadie se atrevía a desafiar al animal mata hombres. Fue entonces que el valiente soldado, motivado por el amor, logró asesinar a la bestia. Tras su heroico acto, el joven obtuvo la aprobación de Don Pedro, el titulo de noble y la mano de su amada. Actualmente, la vieja e histórica casa continua de pie albergando a la leyenda de la casa del que mató al animal. Una historia que seguirá contándose hasta el fin.

Continuar leyendo: La leyenda de la niña del Hotel Peñafiel

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22