La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

La leyenda del cerdo maligno de Izúcar

SHARE


En el municipio de Izúcar de Matamoros existen decenas de historias que forman parte de la tradición de sus habitantes. Sin embargo, hay un relato que sobresale de todos los contados y por contar debido a lo escalofriante y tétrico de sus hechos. Nos referimos a la leyenda del cerdo maligno de Izúcar.

Demonios por doquier

Hace varios años, José, Roberto, Abel y Juan, acordaron encontrarse cerca del centro de su localidad a unos kilómetros de la ciudad de Izúcar de Matamoros. El grupo de amigos acostumbraba salir cada semana a un bar donde bebían hasta perder la conciencia, ocasionando desmanes y problemas a sus alrededores. Aquella noche, luego de tantas horas de fiesta, salieron del lugar y se dirigieron al coche que habían estacionado a un par de cuadras. Cuando llegaron, se percataron que un cerdo de gran tamaño se encontraba recostado sobre el automóvil. Un poco extrañados, decidieron mover al enorme animal pero irremediablemente fracasaron. Fue entonces que corrieron por ayuda, pero al volver no había nada cerca del coche de los fiesteros.

leyenda del cerdo maligno de Izúcar

Atónitos por lo que habría ocurrido, se marcharon y trataron de olvidar lo que había pasado. Una semana después, volvieron a salir y se dirigieron al lugar de la última ocasión. Luego de divertirse y con grandes cantidades de alcohol encima, salieron rumbo al coche para percatarse que el cerdo que habían visto anteriormente se encontraba sobre su vehículo nuevamente. Su intento de quitar al animal falló por lo que pidieron ayuda a los empleados del bar.



A regañadientes, los meseros aceptaron colaborar pensando que se trataba de una broma. Al llegar, todos se dieron cuenta que no había nada más que el coche y la oscuridad. Esto ocasionó que los empleados le propinaran una golpiza a los jóvenes ebrios. José les dijo que existía una historia llamada la leyenda del cerdo maligno de Izúcar y que les podría estar pasando. Sus amigos escépticos lo ignoraron y lo tacharon de loco.

Un episodio que no olvidarán

Asustados y nerviosos, decidieron irse lo más rápido posible y no volver a ese sitio. Unas semanas después, y luego del traumático episodio, los amigos decidieron volver a divertirse y fueron a un lugar nuevo. Para su sorpresa, el gigantesco animal se encontró frente a ellos cuando volvían de su parranda. En esta ocasión, el cerdo estaba parado y los veía de frente mientras sonreía y unos segundos después comenzó a soltar carcajadas como si un demonio viviera dentro de él.

leyenda del cerdo maligno de Izúcar

Los jóvenes parranderos quedaron petrificados y totalmente helados. El cerdo se les comenzó a acercar y de inmediato salieron corriendo hasta llegar a sus casas. Al día siguiente, al intentar buscar su auto, no lo pudieron hallar y ni siquiera estaban seguros de donde lo habían dejado. Esto les sirvió como una lección y desde ese día decidieron olvidar lo que había pasado. La leyenda del cerdo maligno de Izúcar aún se puede escuchar entre las personas que aseguran haberlo visto después de una parranda.

Continuar leyendo: La leyenda del perro negro de Los Sapos



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN