La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

La leyenda del cerro Cabezón

SHARE
, / 1439 0


Ubicado a la vista de toda una población y en el corazón de sus habitantes, el cerro cabezón de Tlatlauquitepec es un encuentro de leyendas e historias que sobreviven al tiempo. Su hermosura y misterio destacan por sobre todo creando un ambiente de naturaleza inhóspita. Es aquí donde se origina un relato de tintes espeluznantes que resuena en toda la región: la leyenda del cerro Cabezón.

Enamorados y aventureros

La leyenda del cerro Cabezón se originó hace algunas décadas en el corazón de Tlatlauquitepec. Fátima y Miguel, dos jóvenes enamorados, comenzaban su relación y gustaban de caminar por la ciudad en busca de una aventura. La pareja también acostumbraba sentarse al filo de dos enormes rocas para contemplar al cerro Cabezón.

cerro Cabezón en Tlatlauquitepec

En una ocasión, Fátima y Miguel platicaban acerca de las cuevas que existen en el cerro. Esto ocasionó una irremediable curiosidad para explorarlas y descubrir por ellos mismos las leyendas que se contaban sobre ellas. Decididos, los jóvenes enamorados partieron hacia su misión con un par de morrales donde llevaban comida y agua. Luego de una ardua caminata, llegaron a una cueva a la cual se introdujeron para descansar.

cerro Cabezón de Tlatlauquitepec



Una vez adentro, escucharon una intensa corriente de agua que los hizo introducirse más. El ruido se hacía cada vez más fuerte y potente. Cegados por la curiosidad, los novios siguieron el sonido hasta que repentinamente detuvieron  su paso debido a una presencia extraña que parecía observarlos. Petrificados por el miedo, se quedaron quietos durante unos minutos esperando que sólo fuera parte de su imaginación. Luego del traumante episodio, decidieron dar un paso y de inmediato una horripilante carcajada se escuchó en todo el lugar.

Amor que mata

Asustados, decidieron retroceder pero esto provocó que Fátima cayera en el abismo. Al intentar salvarla, Miguel alcanzó a recuperar un mechón de cabello. Sin poder creer lo que pasaba, busco con desesperación la forma de rescatar a su amada. Lamentablemente, cuando pudo salir de la cueva, el joven se había transformado en un anciano. Tenía el cabello totalmente blanco y un rostro desfigurado. La gente que había pasado semanas buscando a la pareja, quedaron horrorizados al ver a Miguel por lo que sintieron pena y miedo al pensar lo que había pasado para buscar a Fátima.

Cerro Cabezón de Tlatlauquitepec

Luego de unos días, Miguel murió sin poder revelar todo lo que había pasado en ese lugar que absorbía vida y tiempo. Algunos lugareños afirman que aún se puede ver a la pareja de enamorados caminando por el cerro tomados de la mano. La leyenda del cerro Cabezón sigue resonando entre los habitantes como una advertencia para evitar acercarse a este sitio tan hermoso como misterioso.

Continuar leyendo: Puebla, la ciudad más “cool” de México según Forbes



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN