Leyendo

La tradicional Danza de Migueles

La tradicional Danza de Migueles

En lo alto de la Sierra Norte de Puebla, donde las tradiciones se viven a flor de piel, existe un ritual donde cuerpo y el alma se funden con dulces y mágicas melodías: Danza de Migueles. Y aunque te suene extraño el nombre de este ritual, lo cierto es que se ha convertido en uno de los principales representantes del folclor de la región.

Bailes celestiales

Originaria del pueblo de San Miguel Tzinacapan, la Danza de Migueles nació como parte de un proyecto de identidad cultural por iniciativa del párroco Javier Bermúdez Aquino. Su propósito era establecer un ritual religioso y de rescate regional en honor del santo patrono de la comunidad: San Miguel Arcángel.

bailarines en la Danza de Migueles
Foto: cuetzalan.travel

Con el apoyo logístico y económico de Román Gutiérrez y José Román Félix, el grupo comenzó a formarse en 1979. En un principio, un grupo de músicos y un maestro de danza arribaron al lugar para comenzar con la enseñanza de la danza.

Ensayaban de lunes a viernes y los colaboradores recibían entonces un salario diario de 30 pesos además de alimentación por parte de las familias de los benefactores. Con el paso de los años, el grupo fue creciendo exponencialmente hasta convertirse en uno de los rituales dancísticos más importantes de todo Puebla.

Las memorias de un pueblo

Actualmente, la Danza de Migueles se celebra cada 29 de septiembre, durante la fiesta patronal de San Miguel Arcángel. De acuerdo con los danzantes, este baile es una representación de la lucha entre el bien y el mal, en la que los Migueles personifican a San Miguel Arcángel. Llevan la indumentaria del Príncipe de la milicia celestial: túnica y capa de diversos colores, alas y cascos dorados.

bailarines en la Danza de Migueles
Foto: Twitter

En la danza intervienen tres personajes principales: San Miguel, San Gabriel y San Cristóbal, así como tres pequeñas maringuillas y un ejército de ángeles. Durante la representación, los danzantes realizan diálogos denominados “relaciones”. Finalmente, los sones de esta danza son interpretados con violín y guitarra por los músicos de la región.

A pesar de no contar con la popularidad de otras danzas, la de los Migueles se ha instalado en la memoria colectiva de sus pobladores, así como una de las tradiciones más coloridas del folclor poblano.

Continuar leyendo: La historia del ex Hospital Psiquiátrico de Cholula

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22