Leyendo

Las leyendas de la Ex Penitenciaría de Puebla

Las leyendas de la Ex Penitenciaría de Puebla

Ubicada a unos pasos del Paseo Bravo, la Ex Penitenciaría de Puebla es uno de esos edificios que han sobrevivido el paso del tiempo, las guerras y todo suceso inesperado en la ciudad. Sin embargo, los tantos años que guarda entre sus muros han dado origen a diversos relatos que podrían helar la sangre de cualquiera.

Historias de ultratumba

Antes de convertirse en el enorme epicentro de leyendas que representa hoy en día, este lugar nació como el Colegio de San Javier durante el siglo XIII. El edificio fue levantado por la orden jesuita, la misma que fue expulsada del país, por lo que el complejo fue abandonado y convertida en la vieja penitenciaría.

Ex Penitenciaria de Puebla
Foto: mexicodesconocido.com

Tras tomar estas funciones, el lugar se transformó drásticamente en un sitio de pesares y lamentos. Se dice que durante aquella época, la muerte y el horror eran parte de la vida cotidiana de los reos. Luego de su cierre y posterior conversión al Instituto Cultural Poblano, la Ex Penitenciaría de Puebla se hizo centro de terroríficas historias como la del famoso “Capitán fantasma”, un ladrón vestido de militar que invocaba todos los días al diablo para su pronta liberación hasta que un día desapareció sin dejar rastro alguno.

Así como él, existían diversos reos que realizaban ritos oscuros para lograr salir de aquella cárcel. Sin mayor explicación, todos los participantes despertaban al día siguiente con las ropas desgarradas. También se cuenta que exista una larga hilera de cruces bajo las escaleras debido a los “accidentes” de los presos.

La monja

Otra leyenda contada dentro del recinto narra que es común encontrarse a una monja vagando por los oscuros pasillos. Este terrorífico ser fue visto por una antigua directora del lugar que solía tratar mal a los empleados. En una ocasión, la déspota mujer se quedó hasta altas horas de la noche sin avisar a nadie. Cuando se disponía a irse, no podía encontrar la salida y en un acto de desesperación, gritó por ayuda. De pronto, la monja se encontraba a su lado y la directora se desmayó de inmediato.

vista exterior de la Ex Penitenciaria de Puebla
Foto: cholulafoto.com

Al otro día, varios empleados la encontraron en el suelo y helada. Después de esto, la mujer no volvió más al lugar, sin embargo, se dice que ese terrorífico espectro sigue vagando por los pasillos de la Ex Penitenciaría de Puebla.

A pesar del tiempo, este lugar sigue formando parte de la memoria colectiva de los poblanos que no olvidan su pasado y las leyendas a su alrededor. ¿Conoces alguna otra historia sobre este misterioso sitio?

Continuar leyendo: 7 datos del templo de San Francisco Acatepec

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22