La Revista y Portal Web de Puebla. Director: Roberto Oliva Miranda

,

¿Por qué le dicen Don Goyo al Popocatépetl?

SHARE


El volcán Popocatépetl es uno de los paisajes cotidianos que más nos enorgullece a los poblanos, gracias a su majestuosidad. Y el guardián de Iztaccíhuatl es conocido por algunos apodos entre los habitantes del estado, como El Popo o Don Goyo. Pero, ¿sabes la razón por la cual hemos bautizado a este volcán con este último sobrenombre, o lo desconoces?

La historia de Don Goyo

Santiago Xalitzintla, donde se apareció Don Gregorio Chino Popocatépetl, conocido como Don Goyo

En realidad, el nombre de Don Goyo se remonta a una de las muchas leyendas que viven dentro de Puebla. Cuentan que hace décadas, un habitante de Santiago Xalitzintla, ubicado a aproximadamente 12 kilómetros, se topó con un quisquilloso viajero. Este caminante tan peculiar, que se apareció en este pueblo a las faldas del volcán, dijo llamarse Gregorio Chino Popocatépetl.

Volcán Popocatépetl, alias El Popo o Don Goyo

Este hombre aparentaba tener una edad muy avanzada y, además de eso, también dijo ser la personificación del volcán Popocatépetl. Supuestamente, él surgía y se dirigía a la población para calmarla cada vez que este volcán lanzaba fumarolas o erupciones. Y los habitantes de este pueblo, al escuchar el nombre de Gregorio por primera vez, comenzaron a llamarle Don Goyo.

Una leyenda y tradición

Fue así que, al referirse al espíritu del volcán como Don Goyo, este apodo fue trasladado después al famoso coloso. Sin embargo, la leyenda de este caminante no termina aquí, pues gracias a su presencia surgieron los cuidadores llamados Temperos. Se supone que el Tempero es aquel que se comunica con el volcán, y surgió porque un integrante de la familia Analco en este pueblo fue el primero en hablar con don Gregorio.



Don Goyo

De esta manera, surgió otra gran tradición. Cada 12 de marzo, el día de San Gregorio Magno, los habitantes de Santiago Xalitzintla suben al volcán en procesión. Éstos dejan flores y alimentos, para así celebrar a Don Goyo y mantenerlo contento, evitando que lance su impresionante furia.

 

Continuar leyendo: El dueño del Popocatépetl



Escribe un comentario

PASSWORD RESET

LOG IN