Todos los monumentos del Paseo Bravo

Al llegar al final de la Avenida Juárez, nos topamos con uno de los lugares más emblemáticos de Puebla. Se trata de un parque centenario que ha visto el ir y venir de la historia de sus pobladores. Prueba de ello es la cantidad de monumentos aquí ubicados que relatan un poco de dicha historia.  Por ello, te presentamos a continuación todos los monumentos del Paseo Bravo.

El Gallito

Reloj El Gallito en Paseo Bravo

El primero de los monumentos del Paseo Bravo es también uno de los puntos de reunión para los poblanos más famosos. Fue un regalo de la comunidad francesa en Puebla, en el año 1921. El motivo de este presente: el centenario de la Independencia de México. Es un reloj estilo art nouveau con la estatua de un gallo en su parte superior.

Fuente de Motolinia

Fuente de Motolinia, uno de los monumentos del Paseo Bravo

También conocida como Fuente de la Fundación, es otro de los monumentos del Paseo Bravo. Al igual que El Gallito, fue un regalo para conmemorar el centenario de la Independencia de México. En este caso, fue otorgada por la comunidad española en la ciudad. Posee la Cédula Real de Puebla en su fachada y está hecha con talavera y cantera. También muestra al fraile franciscano, Toribio de Benavente, mejor conocido como Motolinia, quien dio la misa de la fundación de la ciudad.

Fuente de la China Poblana

Fuente de la China Poblana en Paseo Bravo

No, no se trata de la que se encuentra en bulevar 5 de Mayo con la Diagonal Defensores de la República. La fuente a la que nos referimos aquí se encuentra en el extremo sureste de Paseo Bravo y fue donada por la comunidad inglesa, nuevamente para el centenario de la Independencia. Sin embargo, esta fuente forrada de talavera no sería inaugurada hasta el 16 de septiembre de 1929.

Monumento a Gabino Barreda

Monumento a Gabino Barreda en Paseo Bravi

De los monumentos del Paseo Bravo, éste recuerda a un distinguido poblano. Gabino Barreda fue el responsable de introducir el método científico en la enseñanza elemental del país. Su nombre completo era Gabino Eleuterio Juan Nepomuceno Barreda Flores. El monumento que conmemora su vida y obra fue colocado aquí en 1903.

Monumento a Nicolás Bravo

Monumento a Nicolás Bravo en Paseo Bravo

En 1827, se instala aquí un busto del mariscal insurgente Miguel Bravo, sobrino de Nicolás Bravo. Sin embargo, el monumento se perdió en 1875, después de ser trasladado al Museo Militar del Batallón de San Javier.  Posteriormente, en 1896, Porfirio Díaz inaugura el monumento a Nicolás Bravo en el lugar donde alguna vez se ubicó este busto.

Kiosco

Kiosco del Paseo Bravo

Finalmente, no se puede hablar de los monumentos del Paseo Bravo sin mencionar a este kiosco. Éste es de los más antiguos de este parque, pues fue colocado aquí en el siglo XIX. Específicamente, en el año 1870, y debajo de éste también se colocó un pozo de aguas sulfurosas. Cabe mencionar que fue en este año cuando también este parque adoptó el nombre con el que ahora todos lo conocemos.

 

Continuar leyendo: ¿Qué tanto sabes del Paseo Bravo?

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22