San Pablito, un rincón místico

A San Pablito se llega con el corazón. Casi nadie sabe cómo, pero los caminos y los sonidos de la selva te guían hasta “Nvite”, vocablo en otomí que significa “a los pies del cerro”. La presencia de los dioses, el agua y el silencio, viven armonía con la reducida población en un espacio perfecto para olvidarse de todo y abrazar la pureza del ambiente. Estamos en uno de los rincones más mágicos de todo Puebla.

Joya verde

Llegando a San Pablito, a menos de 30 minutos del Pueblo Mágico de Pahuatlán, las casitas de adobe y las calles empedradas se ven a lo lejos con la primera mirada. De inmediato, te das cuenta que estás en un sitio totalmente diferente, más cercano a la pureza natural de la Sierra Norte de Puebla.

Foto: elevation.maplogs.com

Con cada paso que das sobre esta tierra húmeda y recubierta de verdor, te acercas más al corazón del lugar al que puedes llegar cruzando el imponente puente colgante que vuela sobre el río. Este mismo camino te llevará hasta las pozas y cascadas cristalinas que conforman el rostro más natural de la comunidad.

Sin embargo, y a pesar que San Pablito pueda parecer un pueblo de solo naturaleza, este sitio resguarda uno de los tesoros más preciados del folclor poblano: el papel amate. En esta icónica artesanía no solo existen las deidades más antiguas de la región, también hay cabida para aquellas almas, espíritus e historias eternas.

Foto: visitmexico.com

Ritual de colores

El proceso para elaborar el papel amate es por sí mismo, una maravilla. Tiras de corteza son cortadas y mezcladas con cal y ceniza hasta obtener una masa blanda. Posteriormente, las fibras se enjuagan y se extienden en una tabla de madera para golpearse con un aplanador hasta obtener una hoja que se seca al sol.

artesano pintando en papel amate
Foto: archivo

Una vez obtenidos estos grandes pliegos de papel, comienza un nuevo ritual para darles color y forma a cada uno, darle vida a sus historias y representar a los dioses. Este tipo de material también es usado por chamanes o brujos en diversas ceremonias y rituales. La cosmología de San Pablito existe en cada trazo y forma sobre el papel amate, algo que ha ido más allá de una vistosa artesanía.

El sol se oculta y los habitantes de este pueblo vuelven a dormir. San Pablito permanece despierto entonces, junto al ritmo de la selva y los demonios de los alrededores para proteger todo lo que aquí existe.

Continuar leyendo: Todo sobre la Danza de los Tecuanes de Acatlán

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22