Leyendo

San Pantaleón, el milagroso santo poblano

San Pantaleón, el milagroso santo poblano

Para hablar de la figura de San Pantaleón hay que mencionar necesariamente a Domingo Pantaleón Álvarez Abreu. Este obispo canario, rescató y promovió la figura del religioso y lo coloco dentro de las grandes figuras de la religiosidad poblana. Hoy en día, y con un diversos lugares recorridos, la escultura de este santo muestra una parte desconocida del pasado de la ciudad y de ellos mismos.

El origen de todo

San Pantaleón fue un médico mártir que nació a finales del siglo III. Dejó a un lado su vocación médica para entregarse al servicio de Dios. Luego de ayudar a un grupo de necesitados de manera ilegal, fue arrestado y condenado a la muerte. Antes de morir, fue torturado de seis maneras diferentes sin que nada pudiera dañarlo. Se dice que cuando el santo fue ejecutado, brotó leche en vez de sangre.

San Pantaleón

La imagen de San Pantaleón es venerada en diversas partes del mundo y fue la influencia de diversos religiosos como Domingo Pantaleón Álvarez Abreu. Este canario llegó a la Nueva España en 1743 para hacerse cargo de la diócesis de Puebla. A su llegada, no cayó del todo bien ya que estableció un control sobre todos los asuntos de la institución angelopolitana.

Llegó para no irse

El obispo siempre tuvo como propósito llegar a América gracias a la influencia de diversos escritos que ayudaron al canario en su adaptación. Entre sus mayores logros se encuentra el establecimiento de colegios, amplió conventos dominicos además de retratarse y enaltecer la memoria de su predecesor: Juan de Palafox y Mendoza. Sin embargo, la mayor de sus influencias fue la veneración de la imagen de San Pantaleón. Realizó una obra escultórica y pictórica en honor a este santo. El obispo también hizo uso de la escultura como indulgencia para los fieles poblanos.

San Pantaleón

Diversos cronistas de la ciudad han señalado que la escultura de San Pantaleón fue realizada por José Villegas Cora y José Villegas. La imagen lleva sandalias y armaduras que pueden ser vistas desde cualquier ángulo. Esta obra potencializó la imagen del santo además del obispo. Durante 2011, fue restaurada por personal de la UAM. Posteriormente fue entregada al Museo Amparo y nuevamente devuelta a la diócesis poblana para la admiración de todos sus visitantes. Su adoración es una prueba palpable que su imagen sobrevive entre la fe poblana.

Continuar leyendo: Los santos de Puebla más venerados

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22