Leyendo

Tortitas de Santa Clara, un dulce regalo

Tortitas de Santa Clara, un dulce regalo

Tan características como el mismo mole poblano, las tortitas de Santa Clara son parte del enorme paisaje gastronómico de Puebla. Y es que no son solo un diminuto postre, es una mezcla de culturas, ideologías y sabores de épocas pasadas. Todo poblano orgulloso se jacta de ser experto de este delicioso dulce pero pocos conocen su verdadero origen ¿lo conoces?

Bocado de ángeles

Aunque no se tiene una fecha clara de su origen, se cree que las tortitas de Santa Clara fueron creadas durante la etapa colonial de México. Al igual que muchos de los platillos poblanos, este rico postre nació por el sincretismo de un choque de culturas, ideologías y sabores. Gracias a la enorme cantidad de ingredientes que los conquistadores españoles trajeron a México, los conventos se convirtieron en cunas de sabores.

Tortitas de Santa Clara

En el caso de las tortitas de Santa Clara, se dice que una monja del convento del mismo nombre, se encontraba en la cocina tratando de inventar un nuevo postre. Intentó diversas combinaciones pero ninguna le era favorable. Fue hasta que decidió combinar el dulce de pepita, recientemente inventado por ellas, con otros ingredientes para hacer una galleta. El resultado es lo que todos conocemos hoy en día y que podemos conseguir casi en cualquier lugar.

Hoy por hoy, no hay poblano que no haya probado este pequeño manjar en algún momento de la vida. Y es que resulta indudable caer ante su encanto con solo verlo exhibido o escuchar de su sabor. Gracias a la facilidad de su creación, es posible realizar este alimento en casa. Aquí tienes una receta para que lo intentes también.

Ingredientes

– 1 kilo de harina
– 5 huevos
– 1 taza de agua con tequesquite
– 200 gramos de azúcar
– 1/2 kilo de manteca
– Una pizca de sal

Preparación:

Se vierte el agua con el azúcar en una cazuela para batirse. Se añaden las yemas de huevo y la manteca, con el mismo batido hasta que no quede rastro de agua. Posteriormente se cierne la harina y se mezcla con todo lo demás hasta formar una bola uniforme que se deja reposar por un par de horas. Pasado el tiempo, se toma un trozo de masa para dar forma a la tortita. En el medio se sume una cuchara para colocar el relleno y con un tenedor se hacen las marcas a sus orillas. Se meten al horno en una charola por 30 minutos. Para el relleno es necesario moler 1 kilo de pepita de calabaza y después combinar con 3 kilos de azúcar y miel en una cacerola hasta formar una masa espesa. Se deja enfriar y se coloca en el centro de las tortitas sin escurrir.

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22