Leyendo

La leyenda de la Virgen del Carmen en Teziutlán

La leyenda de la Virgen del Carmen en Teziutlán

Una de las imágenes religiosas más veneradas en Puebla sin duda es la de la Virgen del Carmen en Teziutlán. Cada año, en el mes de julio, miles de personas salen a las calles para acompañar a la virgen un recorrido hasta su santuario. La transportan sobre un barco, le cantan oraciones y piden favores. Entonces Teziutlán se convierte en un centro de fe, aunque rodeado por una enigmática historia que pocos conocen.

La leyenda

La leyenda de la Virgen del Carmen en Teziutlán es ejemplo de fe, una parte muy importante en la cultura del mexicano. La historia que se cuenta desde la época de la Nueva España tiene todo para incrementar el fervor hacia esta querida imagen. El relato cuenta que allá por el año 1672, en las costas de Veracruz y Campeche, apareció un pirata llamado Lauret Graff, popularmente conocido como Lorencillo. Su hambre de riqueza lo llevó a asaltar un barco cargado de oro que había zarpado de Veracruz con destino a España.

Imagen de la Virgen del Carmen en Teziutlán.
Foto: Twitter

El capitán de dicho barco buscó refugio cerca de la barra de Nautla, pues Lorencillo trataba de abordar la embarcación. El peligro inminente hizo que los marineros descargaran el tesoro para enterrarlo. Apenas y tuvieron tiempo de hacerlo, pues los piratas les dieron alcance para acuchillarlos sin piedad. ¿Qué fue del tesoro? Solo lo supo un aterrorizado marinero que logró salvarse gracias a un milagro. Mientras sus compañeros sucumbían ante la furia de las espadas de los piratas, él se encomendó a Dios y juró que si la Virgen del Carmen lo salvaba, traería de España a tierras teziutecas una imagen de la virgen para que fuera venerada.

Los piratas buscaron inútilmente el tesoro, sin hallar el botín. Tampoco encontraron al marinero y se alejaron hasta volver al mar donde los aguardaba su nave capitana. El sobreviviente de la masacre se empezó a arrastrar, hasta dar con el río, donde calmó su sed. Después de lograr salvarse, hizo traer la imagen de la Virgen del Carmen desde España. La imagen estuvo en la parroquia de Teziutlán, pero necesitaba un templo propio para su veneración.

Santuario de Nuestra Señora del Carmen.

El santuario de la Virgen del Carmen en Teziutlán

La historia cuenta que el santuario de la Virgen del Carmen en Teziutlán fue construido con el esfuerzo del matrimonio de Ignacio José Miranda y María Bernarda, allá por el año de 1752. Ignacio José Miranda vendió la casa que había heredado de sus padres, así como sus pertenencias, para iniciar con la construcción del santuario de la virgen y así cumplir el sueño que compartía con su esposa. Hoy en día, este templo es de los más bellos de la Sierra Norte de Puebla.

Continúa leyendo: Todo sobre la Catedral de Teziutlán

Foto de portada: @DTeziutlan

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22