Leyendo

La curiosa historia del Zócalo de Puebla

La curiosa historia del Zócalo de Puebla

El Zócalo de Puebla es como un corazón que late a mil por segundo. La vida cotidiana de los poblanos transcurre a su alrededor, mientras permanece inmóvil ante la marea del tiempo. Sin duda, la ciudad no sería la misma sin sus jardines, monumentos y su rica historia. Desde 1531, año en el que fue fundado, ha acompañado a la Angelópolis en momentos muy importantes.

El Zócalo de Puebla fue un tianguis enorme

La ubicación del Zócalo de Puebla fue escogida por los fundadores de la ciudad. Se eligió un paraje antiguamente denominado Cuetlaxcuapan (lugar donde cambian la piel las culebras). Era un punto obligado para los viajeros que iban de Veracruz a México, o viceversa. Aprovechando esta condición, primero funcionó como una plaza o mercado de ropa y víveres. En aquel año de 1531, eran los indígenas quienes vendían sus mercancías en el eje a la retícula callejera que formaba el zócalo. Por aquella época de dominación española, y también en algunos años de la Independencia, los españoles tenían prohibido vender productos en la plaza mayor.

Mapa donde aparece el Zócalo de Puebla
Foto: es.wikipedia.org

El Zócalo de Puebla tenía tantos comerciantes que las autoridades, en diferentes épocas, trataron de reducir su número. Por ejemplo, entre 1801 y 1803, el intendente Flon ordenó retirar los puestos de ropa para trasladarlos al mercado del Parian. Pero antes, en 1764, el gobernador Esteban Bravo ordenó quitar los puestos improvisados con petates y colocar otros hechos con madera. Pero el plan falló, debido a que varios puestos que estaban junto al portal Morelos se incendiaron. Finalmente, en 1816, se ordenó que solo hubiera mercados los jueves y sábados, y los demás días el mercado se trasladaría a la Plazuela de Santa Inés, el Montón y Los Sapos.

Diversiones y ejecución de tendencias en el zócalo

En el año de 1556, se introdujo el agua al Zócalo de Puebla con una fuente ochavada al oriente de la plaza. Perduró hasta 1777, cuando fue cambiada por una fuente barroca, puesta esta vez al centro y dedicada a San Miguel. Sin embargo, fue retirada en 1872 y colocada cinco años después en la Plazuela de San Francisco. Para el año de 1963, la emblemática fuente regresó a su sitio original.

Pero la plaza mayor también fue sitio de sentencias. En sus primeros años, aquí se exponían a los reos y la horca para la pena capital. En 1573 se ordenó el esquilamiento a residentes por embriaguez. La horca se aplicaba en el centro de la plaza, tal como se observa en el plano de 1754. Sin embargo, en este lugar también se realizaban actos de índole sacro y pagano, siguiendo las costumbres de la época medieval. Se hicieron funciones teatrales entre los siglos XVII y XVIII, incluso había corridas de toros.

El Zócalo de Puebla visto desde las alturas.
Foto: @ConocePuebla00

Asimismo, el zócalo también fue nombrado Plaza de Armas, ya que, si durante una batalla el enemigo la dominaba, podría controlar desde aquí el resto de la ciudad. Después de trescientos veintitrés años, en 1854, el presiente municipal en turno, Baltazar Furlong, le dio la primera renovación general a la plaza. Se colocaron jardines, pisos, lámparas, bancas de hierro y otros ornamentos. Hoy sigue siendo el centro cultural, político y religioso de la ciudad de Puebla, donde se organizan conciertos y otras actividades que valen la pena conocer.

Continúa leyendo: 7 datos sobre el Museo de la Revolución

Escribe un comentario


Artículos Relacionados

INSTAGRAM
PUEBLA DOS 22